4 errores del cepillado que debes evitar

La salud oral es más importante de lo que crees; puede tener un impacto significativo en tu salud en general y el sentido de bienestar.

Has estado cepillando tus dientes desde hace años; deberias ser un profesional en esto, ¿no? Lamentablemente a veces las prácticas no hace la perfeccion. Por suerte, a continuación encontrará los 4 errores más comunes realizados en la higiene dental personal que se debes evitar.

4 errores del cepillado que debes evitar

1. Ese cepillo de dientes no es para ti

Los cepillos de dientes vienen en diferentes tamaños. Esto puede sonar un poco raro al principio, pero si se tiene en cuenta que muy pocas bocas tienen la misma forma o tamaño tiene sentido tener una variedad de tamaños para elegir. Sin embargo muchas personas seleccionan cualquier cepillo de dientes que encuentran sin pensarlo dos veces.

Si el cepillo es demasiado grande podría causar tensión en los músculos de la mandíbula al mantener la boca abierta de forma equivocada. Si el cepillo de dientes es demasiado pequeño esto podría conducir a un limpiado de dientes inadecuado y la persistencia de bacterias.

2. El uso incorrecto de las cerdas

Como se ha mencionado anteriormente, lo cepillos de dientes de cerdas juegan un importante papel en el cuidado dental, como el tamaño del cepillo de dientes. Hay varios tipos de cepillo de dientes de cerdas por ahí y encontrar el más adecuado puede ser un poco difícil. Sin embargo, te puede ayudar saber que la mayoría de los dentistas recomiendan cerdas ángulares ya que creen que este diseño es más eficiente en el cuidado oral.

3. Comenzar en el mismo lugar todo el tiempo

Ahora no hay nada de malo con tener una rutina en la mañana, pero si estás comenzando tu cepillado de dientes en la misma zona de tu boca esto puede tener algún efecto adverso.

Por ejemplo, si te cepillas los dientes exactamente en el mismo orden todos los días, puedes aburrirte antes de alcanzar el último cuadrante de la boca. Esta complacencia puede llevar a una incorrecta limpieza de los dientes. Para remediar esto, trata de cepillarte los dientes en un orden aleatorio, al menos, tres veces a la semana para mantenerte a ti mismo involucrado en el proceso.

4. No enjuagar el cepillo de dientes correctamente

El hecho de que hayas terminado de cepillarte los dientes no significa que hayas terminado con cuidado de la higiene dental.

El enjuague inadecuado del cepillo de dientes es uno de los errores más comunes de higiene dental que uno puede hacer. Al no enjuagar un cepillo de dientes después de su uso, le das a las bacterias la oportunidad de crecer y multiplicarse.

Para evitar la re-introducción de bacterias en tu boca, enjuaga tu cepillo de dientes inmediatamente después de su uso.