Nunca bebas agua de tu mesita de noche – Aquí está la razón

Es una vieja costumbre entre la mayoría de las personas. Desde el momento en que éramos jóvenes y nos enseñaron que debemos beber un vaso de agua justo después de que nos despertamos.

¿Tienes el hábito de beber un vaso de agua de tu mesita de noche?

Si lo has intendo estoy seguro de que has notado que el agua tiene un sabor extraño y diferente.

Opuesto a la comida, el agua regular no contiene azúcares y proteínas el cual fácilmente los microbios tienen como objetivo y lleguen a la contaminación. Aún no hay una explicación de donde proviene el sabor extraño del agua que se deja en la mesita de noche durante la noche cerca de la cama.

Una gran cantidad de polvo y bacterias se puede recolectar en ese vaso de agua.

Cuando el agua se expone al aire que absorbe dióxido de carbono y una pequeña parte de ese ,CO2 se convierte en ácido carbónico, lo que significa que el agua expuesta al aire cambia su composición química.

Cuando el ácido de carbono libera uno o dos protones se convierte en carbonato o bicarbonato, que disminuye el pH del agua y por lo tanto cambia su sabor.

Esto no quiere decir que el agua es mala, pero sin duda ha cambiado el sabor después de permanecer toda la noche en la mesita de noche y la recolección de las bacterias y el polvo del aire.

Estoy seguro de que vas a pensar dos veces antes de tomar ese vaso de agua que dejaste en tu mesista de noche.