Cómo hacer jugo de cúrcuma: Una poderosa bebida curativa

La cúrcuma es conocida por ser una de las hierbas más potentes para la curación. Beneficia a los huesos y las articulaciones, y también tiene propiedades anti-inflamatorias.

También es conocida para aliviar la metástasis que sucede en algunos tipos de cáncer. La cúrcuma también es ideal para la desintoxicación, ayudando en la limpieza del hígado y el riñón, aumenta el metabolismo y ayuda a controlar el sobre peso.

Cómo hacer jugo de cúrcuma Una poderosa bebida curativa

Además de todo lo mencionado anteriormente, se le ha conocido por ayudar a la psoriasis, la piel dañada, la depresión, la artritis y muchas más condiciones. La cúrcuma es venerado tanto en Ayurveda y la medicina china.

Esto es lo que necesitaras:

– Miel
– Colador
– 7.5 pulgadas de cúrcuma
– 5-7 de tamarindo
– 2 limones
– Agua
– Licuadora
– Olla
– Frasco u otro recipiente de vidrio con tapa

Primero pelar la cúrcuma. Tus dedos se tornanan de color amarillo, pero no te preocupes. Abrir el tamarindo y asegúrate de eliminar todas las raíces internas. Llenar la olla grande con agua, colocar la cúrcuma peladas y dejar hervir en la estufa por 20 minutos hasta que el agua se vuelve rica y vibrante con un color cmo el de las uñas.

Luego, en la olla poner 1 pulgada de agua con el tamarindo pelado, mezclar bien hasta que se disuelva en una textura de mermelada. En este momento deberías ser capaz de ver las pequeñas semillas que salen. Cuando se ve la textura suave, apagar la estufa y deja que se enfríe.

Ahora vuelve al agua de cúrcuma. Verter agua fría para bajar la temperatura. Tomar el agua de cúrcuma y verter en la licuadora con la cúrcuma. Mezclar bien.

Ahora regresa al sartén donde tienes el tamarindo. Vierta en un colador que debes colocar en la parte superior de un recipiente pequeño para tamizar el tamarindo.

Mezclar la mermelada utilizando un utensilio de madera. Luego añadir el tamarindo atrapado en el cuenco en la licuadora con el agua de la cúrcuma. Mezcla de nuevo.

Finalmente, exprimir los limones en la licuadora. Ahora se puede verter el jugo de la cúrcuma en el frasco. Agregar la miel para endulzar, cerrar la tapa y agitar vigorosamente.

Almacenar en la nevera durante 3-4 días y luego consumirlo todos los días.