CONFIRMAN MILAGRO DEL PAPA. NI LOS DOCTORES NO ENCUENTRAN EXPLICACION ALGUNA PARA ESTO!!!

El papa Francisco cuyo nombre real es Jorge Mario Bergoglio, duro unos  dias en tierras mexicanas realizó un gran milagro.

Mauricio un chico de tan solo 15 años de edad dejo su silla de ruedas y pudo dar sus primeros pasos después de haber pasado toda su vida sin poder mover sus piernas.

Mauricio Mota Sánchez, es un chico origiundo del pueblo de San Pablo Guelatao, Oaxaca, el quien nació desafortunadamente con paraplejia, enfermedad que mantuvo la parte inferior de su cuerpo paralizada  y el cual condeno a este chico a vivir toda su vida sobre una silla de ruedas.

Florencia Sánchez Y Enrique Mota Sosa son los padres de Mauricio, quienes contaron llenos de felicidad lo ocurido para distintos medios de comunicación.

Cuando se enteraron de la visita del Papa Francisco a Mexico y cansados de haber agotado todas las posibilidades medicas decidieron llevar a su hijo ante su presencia, ya que estaban convencidos que solo un milagro del Papa Francisco podria dar fin con la paraplejia de Mauricio.

“Lo que sucedio antes de presencia del Papa Francisco no hay explicación científica que lo explique, Mauricio quien no podia caminar debido aque esta agresiva enfermedad habia causado gran daño en su espina dorsal. Se trata de un verdadero milagro sin duda”, destacó Luis Rivera, medico de cabecera de Mauricio.

Los padres de Mauricio gastaron todos sus ahorros para poder hacer este viaje y ver al Papa Francisco. El padre de este chico le explicó al Santo Padre todo lo que Mauricio había sufrido, le suplicó que por favor termine con ese gran sufrimiento. Fue cuando el Papa estrechó el cuerpo de Mauricio y bendijo su cuerpo.

“Después de que el Santo Padre abrazara a Mauricio, Enrique y yo sabíamos que algo habia sucedido, este dejó de quejarse y después de mucho tiempo por fin mi hijo volvió a sonreír.

Mauricio se parao de la silla de ruedas por si solo e intentó caminar, nos pidió ayuda y nosotros corrimos a encontrarlo.

Ha ocurrido un milagro más, otra vez por la presencia del Santo Padre, el Papa Francisco.