SI HACES ESTO EN UNA MACETA DE PLÁSTICO TENDRÁS CIENTOS DE MANDARINA EN LA PALMA DE TU MANO

La mandarina es una fruta muy deliciosa llena de muchos beneficios para nuestra salud, por esa razón es una de las frutas que no debe faltar en nuestro hogar, ya que esta es sumamente rica en vitamina C y B, contiene ácido cítrico, caroteno, que ayudan a combatir diversas enfermedades y malestares, además de fortalecer el sistema inmunológico y tener propiedades antinflamatorias.

Esta tiene un sabor dulce y muy refrescante, por lo cual es ideal para consumirla en días calurosos, sabes que es posible que puedas tener mandarinas en tu casa cada vez que quieras, y no necesitas de un gran jardín o espacio para poder cultivar esta deliciosa fruta.

Esta fruta ha ganado mucha popularidad través de los años por lo cual la puedes conseguir en cualquier parte del mundo, comer mandarina ayuda a prevenir la gripe común, además el aroma de esta fruta sirve para aromatizar nuestro hogar y que siempre tenga un olor agradable, que nos llena de energía y vitalidad, para enfrentar los retos diarios que se nos presenten, lo aromas como el de la mandarina, el limón y la naranja, llenan de energía y buena vibra nuestro hogar, además que gracias a sus propiedades cítricas eliminan los gérmenes y bacterias.

Planta mandarinas en tu casa con una maceta

Lo primero que vas a hacer es escoger una maceta que parezca apropiada para sembrar un mandarino, es muy importante que la maceta tenga orificios en la parte de abajo, de manera que pueda drenar el exceso de agua.

Utiliza tierra orgánica y piedras pequeñas abajo para su drenaje, también puedes utilizar arena y tierra para que circule mejor el aire.

Puedes plantar las semillas o trasplantar un árbol, cubre bien las raíces o las semillas pero recuerda no presionar mucho para ayudar así que las raíces se expandan.

Coloca la maceta en un lugar donde reciba la luz del sol, riégala cuando sientas que la tierra esta seca a una pulgada de profundidad.

Corta con cuidado las ramas rotas o que estén quebradas cuando salgan los retoños.

Recuerda colocarle abono rico en magnesio, hierro y zinc, al menos una o dos veces al mes.

Recolecta las mandarinas con mucho cuidado para evitar que se golpeen.

Con este método tendrás mandarinas siempre en tu hogar, si te gusto este post compártelo y déjanos tus comentarios.