Nunca volverás a comprar mantequilla en un supermercado después de haberla preparado tú mismo!

La mantequilla es un ingrediente popular en la mayoría de los hogares, un alimento básico tradicional. Pero, la mantequilla convencional puede ser mala para la salud; es posible que consideres la posibilidad de hacerla tu mismo.

La mantequilla que se compra en el supermercado está llena de leche pasteurizada que esta llena de hormonas y productos químicos, así como de las grasas trans que es horrible para la salud.

Nunca volverás a comprar mantequilla en un supermercado después de haberla preparado tú mismo!

Vacas criadas convencionalmente son más comúnmente alimentadas con OGM de maíz y de soja y la alimentación es a veces fortificada con proteína adicional y CLA de éstos, la semilla de colza.

¿Qué hay de las enormes cantidades de herbicidas que se rocían sobre los cultivos transgénicos? Estos han demostrado aumentar las tasas de cáncer, dañar el medio ambiente y nuestros cuerpos.

Ingredientes:

250ml de Nata de entre 38% y 48% de materia grasa. (Heavy Cream)

3/4 cucharadita de sal.

Modo de preparación:

Vierta el cuarto de nata en una batidora y dejalo procesar alrededor de 10 minutos hasta montarla. Añadele sal y sigue procesando y notaras cómo va cambiando la consistencia, comenzara a cortar y pasar. Aqui es cuando se convertirá en mantequilla. Un color amarillento tomara y la mantequilla se separará del suero. Cuando la mantequilla se adhiera a las palas de la batidora es que sabremos que está lista. Esto tardara menos de 3 minutos.

Ponga la mezcla en un colador de tela para asi colar el suero de leche. El colador lo puedes poner bajo el grifo con agua fria y amasar la bola un poco para que todo el el exceso de suero que haya podido quedar atrapado en el interior de la mezcla se suelte.

Forma una bola y pónga en el refrigerador. Ya tienes lista una mantequilla fresca con una textura suave y un sabor inigualable. La mantequilla se puede mantener en buen estado durante aproximadamente un mes.