¿TE APRIETAN LOS ZAPATOS? CON ESTE EXCELENTE TRUCO PODRÁS VOLVER A PONÉRTELOS.

A veces pareciera que los zapatos se nos encojen como si los hubiéramos metido en la secadora, o quizá es que nuestros pies han aumentado de tamaño y no nos hemos dado cuenta. Sea un caso o el otro, la mayoría de personas tenemos algún par de zapatos que dejamos de utilizar pues ya no nos quedan.

Y aunque nos calzaban perfecto cuando los compramos, pareciera que como por obra de magia estos ya no son de nuestra talla. Sin embargo no te preocupes y ni se te ocurra arrojarlos a la basura, úsalos de nuevo con este consejo casero que traemos para ti.

Se trata de una de esas técnicas que vienen de generación en generación y que nuestras abuelas se la enseñaron a nuestras mamás, y ellas a sus hijas y así sucesivamente. Así que si los zapatos te aprietan, úsalos de nuevo con este consejo casero, y olvídate seguir gastando dinero en calzado nuevo.

Si los zapatos te aprietan úsalos de nuevo siguiendo este truco

El video que está colgado en la red de Youtube muestra cómo se puede hacer paso a paso para volver a estirar tus zapatos y ponerlos acorde a tu talla, para que no te molesten más y que puedan quedarte perfectos.

Según el tutorial en video lo que se debe hacer es colocar dentro de los zapatos unas bolsas llenas de agua bien cerradas y luego de esto meter el calzado dentro del congelador.

Cuando el agua de la bolsa se congele, los sacas y retiras las bolsitas del calzado para que veas cómo ha resultado con total éxito este truco que es muy sencillo y que todos podemos practicar en nuestras casas.

Claro que debes tener en cuenta que no todos los tipos de calzado son acordes a esta técnica, ya que con el frio y la humedad de las bolsas algunos textiles o cueros pueden dañarse, por lo que es recomendable solo usarlo en calzados sintéticos como deportivos o casuales.

Comparte este post si te ha gustado y si piensas que a otras personas le aprietan los zapatos puedan usar este truco que promete hacerte ahorrar dinero y recuperar ese calzado viejo que pensabas regalar a la caridad o arrojarlos a la basura sin piedad.