UNE TU PULGAR CON TU MEÑIQUE, Y SI PUEDES VER ESTE TENDON, SIGNIFICARA ALGO MUY ESPECIAL!

Hay muchas teorías acerca del inicio de la vida, uno de ellos es la teoría evolutiva que dice o propone que la raza humana proviene de los simios y nos fuimos adaptando al medio de acorde a las necesidades, para poder sobrevivir, sin embargo hasta la fecha actual hay ciertas marcas todavía de dicha evolución.

Puede que no creas en la evolución, pero no podrás negar que esto fue un punto a su favor, realmente es increíble lo que heredamos de nuestros antepasados, y como todavía eso se refleja a nivel físico.

Hay ciertos músculos, y hasta ciertas modificaciones que tenía nuestro cuerpo para sobrevivir a las demandas de los tiempos antiguos y cavernales, que ya no poseen en la mayoría de personas, sin embargo hay algunas que todavía lo conservan y realmente sirve como prueba fehaciente de que la evolución puede que sea más que una teoría.

Hay varias cosas que nos podrían indicar que provenimos de seres más primitivos

Trata de pegar la punta de tu pulgar a tu meñique. Muchos llegan a ver un tendón entre el brazo y la mano. Dicho tendón es proveniente de un musculo que actualmente ya no tiene función alguna, pero antes se utilizaba para dar más fuerza al agarre.

Tú podrías ser prueba de la evolución sin darte cuenta

Hay otra prueba de la evolución que es la famosa piel rosada en la comisura del ojo que queda próxima a la nariz, esta muchos la tenemos y se deriva de segundo parpado que tienen los reptiles como segunda protección del ojo.

El movimiento de las orejas, es una cualidad que antiguamente teníamos para mejorar la audición y hasta enfocarla a sitios de interés. Esto lo hacíamos en situaciones de peligro.

Las muelas del juicio: antiguamente se utilizaba para poder masticar, ramas u otras cosas realmente duras, sin embargo como ya nuestra alimentación es mucho más blanda, ya muchos de nosotros simplemente no tenemos estas muelas por adaptación natural.

Si te gustó el artículo por favor compártelo y comenta que tal te pareció.