7 Errores que demuestran que te has cepillado mal los dientes toda tu vida

Nuestros dientes resultan ser muy importantes para nuestra boca. Gracias a ellos podemos masticar e ingerir

esos alimentos que tanto nos gusta comer, sin ellos no podríamos hacerlos.

Por eso, cepillar nuestros dientes resulta ser de lo más importante y más hacerlo todos los días. Esto hará que se vean blancos, sí, pero también los hará más saludables.

Las caries y el sarro llegan a ser problemas que pueden coartar nuestra alimentación. No es nada cómodo comer y que nos duela si quiera masticar, ni mucho menos que nuestras encías sangren.

La higiene de nuestra boca debe ser fundamental para nosotros. Los odontólogos recomiendan que nos cepillemos los dientes unas dos veces al día al menos, ya que lo ideal son tres veces al día. Pero lo importante es hacerlo bien.

La manera correcta de limpiar nuestros dientes

dientes

Puede que pensemos que hemos estado cepillando nuestros dientes de manera correcta, pero lo cierto es que sólo hay una forma correcta de cepillarlos y aquí te mostraremos cómo.

Mientras mejor cepilles tus dientes, menor probabilidades de que presentes algún problema bucal existe. Fíjate bien cómo debes hacerlo:

Hilo dental:

Gracias a este elemento, podemos llegar a zonas en nuestros dientes que el cepillo no logra alcanzar. Tus encías agradecerán mucho que utilices el hilo dental.

Utiliza un cepillo de cerdas suaves:

Los cepillos de cerdas gruesas lo que ocasionan es que dañes tus encías, por eso procura usar uno con cerdas suaves.

Cepíllate con frecuencia:

No cepillarte lo suficiente, sin duda es un problema. Por eso, después de cada comida, procura cepillar tus dientes.

Cepíllate despacio:

Mientras más lento lo hagas, mejor posibilidades de que tus dientes queden limpios habrá.

Posiciona bien el cepillo:

Procura que toque bien la raíz de tus dientes y tus encías para que la limpieza sea completa.

Haz el movimiento adecuado:

El cepillo debe deslizare desde la raíz hasta la punta y luego de un lado a otro.

Sé ordenado:

Primero cepilla la muela izquierda y luego ve hacia la derecha. De esa manera todos los dientes se limpiarán de manera correcta.

Tal vez siempre has estado mal a la hora de cepillarte, pero ya no más. Procura seguir estos consejos y recuerda visitar a tu dentista al menos dos veces al año. De esa manera tus dientes estarán totalmente sanos.