8 Señales tempranas de cáncer de ovario que no deberías ignorar.

Hay cosas que son comunes en todas las mujeres en general y son las relacionadas a todo el aparato reproductor femenino, ya que no solo todas las mujeres experimentan la menstruación, sino que todo el siglo supone una serie de cambios en el cuerpo, los cuales pueden ser identificados con facilidad por ellas mismas.

De igual forma, todo este conjunto de órganos que están en la zona del vientre femenino están expuestos a enfermedades que solo pueden ser padecidas por mujeres, ya que son las que portan este aparato reproductor, en el caso masculino será diferente.

Una de las enfermedades más graves que puede sufrir una mujer a nivel del útero en general es el cáncer de cuello uterino o el cáncer de ovarios. Estas enfermedades son tan graves por su impacto, pero también porque se denominan como “asesinas silenciosas”.

Estas son las señales que puede dar tu cuerpo al padecer cáncer de ovario

Se le conoce como “asesino silencioso” a esta enfermedad porque al inicio, cuando apenas se está desarrollando esta, los síntomas son leves y se confunden con los que podría experimentar una mujer en la menstruación, así como dolor, molestias, flujo, hinchazón y sensibilidad.

Esto hace que las mujeres no le den importancia y así la enfermedad avanza, de este modo cuando ya se determina que es cáncer lo que se padece, es muy probable que no se pueda hacer nada por lo desarrollado que se encuentra el problema.

Es por ello que se les recalca a las mujeres que ante un síntoma extraño o fuera de lugar en su ciclo menstrual se debe acudir a atención médica, pues por sí mismas no se pueden determinar lo que padecen, pero un médico sí puede explorar y ver qué realmente ocasiona el problema.

Así bien, los síntomas tempranos del cáncer de ovarios son:

  • Abdomen inflamado, distensión abdominal
  • Problemas digestivos como estreñimiento, indigestión y dolores
  • Dolor en el área. Debes recurrir a atención médica si el dolor es muy recurrente y parece no tener un motivo.
  • Dolor en la zona baja de la espalda
  • Ganas de orinar frecuentes y con dolor
  • Fatiga
  • Dolor durante el coito

Si usted presenta alguno de los síntomas anteriores lo mejor es que acuda a atención médica para descartar un problema grave. No olvides también compartir esta información con tus amigos y familiares.