81 años de casados, 110 bisnietos y se aman como si fueran unos adolescentes enamorados

Si nosotros les hablamos del amor muchos dirán que este ha muerto, otros dirán que es algo pasajero así

como también están los científicos que dicen que no es más que la producción de una sustancia que hay en nuestro cerebro cuando vemos a alguien que nos agrada.

Pero la realidad es que no hay caso más fuerte de amor que el de estos señores que están casados, tienen que conocer su historia pues es una anécdota de amor para todos los que han perdido la fé y quieren retomarla con tan solo saber que si existen los finales felices.

La realidad es que ellos han sido felices sin tener mucho dinero, trabajos forzosos, sino una familia gigante las cuál se las vamos a detallar a continuación y la compañía de uno con el otro.

Estos son los abuelos casados más adorables

Esta es una historia de amor señores, se trata de Jacinto y Estafanía Gómez, están felizmente casados desde el año 1932 y son aunque muchos digan lo contrario felices.

Durante sus 81 años de matrimonio han tenido un total de 11 hijos, 65 nietos, 110 bisnietos y 18 tataranietos, increíble sumatoria no lo creen, es decir, podrían tener un pueblo de solo ellos.

Él fue quien se declaró con ella para contraer matrimonio, pero ella no lo conocía del todo por lo que titubeaba. De igual forma ellos se fugaron y aunque por civil tuvieron su boda fabulosa por falta de dinero para tener una por iglesia.

Han hecho realidad lo que profesan muchos en sus votos, unidos en las buenas y malas, salud y enfermedad y hasta ahora no han tenido una sola noche durmiendo separados. Sus días son básicamente en sus casas sin hacer nada más que compartir el tiempo uno con el otro.

Toda su familia como fue bien criada se han dedicado a hacer de sus últimos años los más hermosos que puedan tener y de velar por su salud. Por otra parte la pareja dice que solo es importante el amar y tener a alguien que te haga sentir amado.

Vaya que es una historia hermosa no dudes en compartirla con todos tus seres queridos que quizás ya no creen en el amor como debería ser.