A los 25 adopta a un niño con discapacidad. Cuando lo baña, siente algo extraño al lavar su cabeza

Las personas con discapacidades no pueden ser culpadas por dicha razón, ya que estas no eligen ser de esta manera, sino que por diferentes factores nacen así o se convierten en discapacitados en algún momento de su vida por causa de un accidente.

Estas personas necesitan ser atendidas y tratadas de la misma forma que alguien normal, ya que muchas veces terminan sufriendo de depresión debido a que no pueden ser considerados “normales” ni tratados como tal.

En este caso tenemos una historia ejemplar de una mujer de Argentina, la cual decidió adoptar un niño con las mismas discapacidades de su hijo, ya que su historia la conmovió demasiado. Mira la historia a continuación.

Su nombre es Rosana Maidana, y ya tenía experiencia con niños discapacitados debido a que su hijo, cuando tenía dos años, recibió una patada de un caballo que le dio justo en el cráneo y le causó daño cerebral.

Rosana tenía que llevar a su hijo constantemente al médico y fue en una de esas visitas donde vio que había otro niño con el mismo trastorno que su hijo. Ella quiso averiguar por qué el niño era así y le dijeron que cuando era un bebé sus padres lo golpearon muy fuerte y luego fue abandonado.

El doctor le comentó que había encontrado fuerte daño en el lado izquierdo del cerebro del pequeño por lo que el daño era irreparable y lastimosamente tendría que vivir con problemas motores, de habla y desarrollo en general, todo gracias a que se dañó el tejido cerebral del pequeño.

La mujer no podía creer aquel hecho atroz, por lo que decidió que debía darle una mejor vida a ese niño. Lastimosamente, al poco tiempo murió su hijo ya que como todos sabemos los problemas que pueden desencadenar algo tan simple  como un golpe en la cabeza pueden ser muy agravantes, pero esto le dio más motivos para luchar por el bienestar de otro niño.

Rosana ya tenía otro hijo sano y era soltera, por lo que tuvo que pedir ayuda para poder adoptar al niño del hospital. Después de mucho papeleo, procesos legales y pruebas médicas, Rosana pudo adoptar al niño y ahora su familia volvió a ser de tres.

Sin duda, esta mujer es un ejemplo a seguir pues no todo el mundo piensa de la misma manera en la que ella lo hace. Comparte esta información y cuéntanos qué te pareció.