La mamá del novio falleció, y no podras creer quien la reemplazo el día de su boda… Llorarás con el final de esta historia

El amor es algo que no puede ser medido con nada del mundo, cuando un vínculo de

verdad se crea es muy complicado poderlo separar, esto ocurre con todas las relaciones que podemos tener, pero las familiares son usualmente las más fuertes y valiosas de todas estas

Muchas personas saben que el vínculo que tienen con su madre es lo más mágico del mundo, casi nada se le compara por lo que vemos a hombres mayores amar a sus madres como si fuesen todavía unos niños, esta son una de las cosas más bonitas que podemos ver.

Pero hay quienes no tienen tanta suerte como para tener a sus madres una vez que crecieron, como le pasó al joven de esta historia que te traemos el día de hoy, eso sí, tuvo un desenlace impresionante todo gracias a una maestra que tuvo en su colegio, veamos qué ocurrió.

La historia de la Maestra Riveros y su alumno Facundo

Riveros era una profesora bastante común, ella siempre les decía a sus estudiantes que los quería por igual, pero había uno en específico que desmentía sus palabras: Facundo Moreno.

Ella notaba que Facundo no jugaba con los otros niños y que además tenía la ropa muy descuidada

Pero en la escuela donde ella enseñaba era una obligación leer el historial de todos los niños, fue ahí cuando vio el de Facundo y no lo pudo creer:

Su maestra de primer grado puso: “Facundo es un niño brillante con una gran sonrisa, todos sus trabajos son limpios y tiene buenos modales”

Su maestra de segundo grado puso: “Excelente estudiante y se lleva bien con todos, pero me preocupa que su madre tiene una enfermedad incurable, por lo que el ambiente de su casa no debe ser fácil”

Su maestra de tercero puso: “Falleció su madre, trata de hacer un esfuerzo pero su padre no tiene mucho interés”
Su maestra de cuarto puso: “Se encuentra atrasado en comparación a sus compañeros y no tiene muchos amigos, incluso duerme en clase”

Al leer todo esto, la Sra. Riveros entendí todo.

Llegó el día del maestro y todos los niños le trajeron un regalo. Facundo trajo el suyo pero estaba muy mal envuelto y hasta amarillento.

Ella empezó a abrir los regalos y el de facundo tenía un viejo brazalete y un perfume a la mitad, los niños se reían pero la maestra los detuvo, diciéndoles que era precioso el regalo y que le encantaba.

Facundo al final de la clase le dijo que “El día de hoy usted huele como mi mamá”, haciéndola llorar arduamente.
Fue ahí cuando ella en vez de solo enseñar materias se dedicó a educarlos lo mejor que pudo, haciendo énfasis en Facundo, las cosas empezaron a cambiar aquí:

A final del ciclo escolar, Facundo se había convertido en el más aplicado de la clase.

Dos años después, Facundo le dejó una nota diciéndole que es la mejor maestra que ha tenido en su vida.

Cinco años después Facundo le dejó otra nota diciéndole que se graduaría con los mas altos honores y le dio las gracias otra vez.

Nueve años después recibió otra donde le explicaba que decidió viajar luego de terminar su carrera, la carta la firmaba el “Dr. Facundo Moreno”.

Pero hubo otra carta, que decía que iba a casarse y que su padre había fallecido hace unos años, por lo que le preguntó a su maestra si quería ocupar el lugar reservado para la madre del novio

Ella aceptó pero lo increíble es que ¡Usó el brazalete y el perfume que Facundo le regaló!
¿Qué opinas de esta impresionante historia?

Compártela si te gustó.