Luego de leer esto llorarás y querrás llamar a tu mamá en este instante

No hay nada más bonito, maravilloso y sincero que el amor de madre. Estas valientes y grandiosas

mujeres cargan con su bebé durante 9 meses, donde aguantan los dolores y síntomas, simplemente para poder presenciar el milagro de la vida y que su bebé nazca sano y fuerte. La mayoría de las mujeres que están a punto de ser madres y al serlo, cambian sus hábitos y su estilo de vida, ya que velan por un mejor futuro para sus pequeños. Muchas de ellas, cumplen el papel de madre y padre, mientras otras tienen la suerte de contar con ayuda.

Lamentablemente, la mayoría de los jóvenes, se creen invencibles y aventureros, experimentando gran cantidad de peligros que pueden ser perjudiciales para su salud y para su vida, donde muchas veces, aunque escuchen los consejos de sus madres, cuando quieren salirse de ese mundo ya es muy tarde y su vida puede llegar a cambiar por completo.

Este es el caso de un conocido boxeador y luchador profesional Marc Mero. Al experimentar bastantes obstáculos en su vida, logró salir de ellos, pero se arrepiente de no haber podido disfrutar los últimos momentos que le quedaba con su madre.

Cuando un boxeador se arrepiente de las cosas que pudo haber hecho por su madre, ya era muy tarde.

El boxeador Marc Mero, habló a diferentes estudiantes, dándoles una charla sobre su grandiosa madre, la cual se quedaba despierta hasta las 3 de la madrugada para poder estar cuando Marc llegara a casa después de sus noches bastante salvajes y peligrosas. Este boxeador, se emborrachaba y sufrió de diferentes sobredosis por las drogas en tres ocasiones, muchas de estas, pudiéndole causar la muerte en varias ocasiones. Relató que, durante un evento de lucha libre, en Japón.

Marc recibió una noticia que le cambiaría por completo su vida, al saber que su madre había fallecido. Lo único que pudo hacer ese día, fue salir a la calle mirar al cielo y llamar a su madre para que volviera con él, pero ya era muy tarde. Al regresar a casa y ver el ataúd de su madre lo único que pudo hacer fue verlo y decir “Mamá eres mi héroe. Todo lo que soy, todo lo que espero ser, es por ti. Eres la única que creía en mí”.

Lo único que podía decir este boxeador arrepentido, al público es que cambiaría por completo todo lo que hizo en tu vida con relación a las drogas y el alcohol, por haber sido un hijo mejor para su madre. Los estudiantes, al escuchar las palabras de Marc, no podían aguantar las lágrimas.

Marc, empezó a dar esta charla con motivo de que aquellos alumnos que lo escuchaban ese día, tomaran conciencia y valoraran a sus madres, ya que como le paso a él, podía llegar a ser muy tarde cuando se dieran cuenta de lo importante que era para la vida de cada uno.

Esta historia, sin duda alguna, puede llegar a conmoverte. Marc tomo su historia personal como ejemplo para que pudiese ser compartida alrededor del mundo, de manera en que todas las personas que tuviesen a su madre y no la valoraran lo suficiente empezaran a hacerlo y a darles el mismo amor sincero que ellas nos ofrecen desde el día en que nacemos.

Recuerda que muchos no pueden tenerla físicamente y se arrepienten de no haber demostrado más cariño y valor a sus madres, por eso si cuentas con tu madre y todavía está viva, no te avergüences o no te arrepientas de demostrarle todo tu amor.