2 cachorritos caen en un hoyo con una cobra. Lo que la cobra les hizo fue impresionante

Los milagros que ocurren en la naturaleza siempre nos impresionan y nos apasionan también.

Hemos oído de muchos relatos en que animales de diferentes orígenes se unen así sea por un mismo fin, o simplemente por ser generosos los unos con los otros.

No, no ocurre sólo en películas animadas con criaturas parlantes: esto sucede en la vida real y hay muchos ejemplos de ello. Una muestra de esto son aquellas madres del reino animal que adoptan crías de oras especies, y los crían tan como si fueran de su misma especie, sin importar si son depredador o presa.

Pero estos relatos no dejan de sorprender cuando suceden entre criaturas de las especies menos probables y más asombrosas. Es una prueba de la naturaleza de que el amor y la generosidad pueden provenir de los lugares menos esperados, incluso de una peligrosa cobra.

Los cachorritos desaparecieron y su dueño temió lo peor

Gamal es un hombre que vive en India, dueño de campos de cultivo y que tenía una perra que acababa de dar a luz a una camada de cachorritos. Gamal esperaba que los perritos lo ayudaran en su labor en estos campos.

Pero un día se percató de que dos perritos habían desaparecido, y a pesar de que los buscaba no los encontraba. Eventualmente, la perra comenzó a gruñir de un modo muy particular y Gamal temió lo peor cuando la encontró ante un hoyo.

Los perritos estaban dentro de ese hoyo, junto con una peligrosísima cobra rey.Las cobras en cuestión son letales, sólo matan y comen para vivir, y nunca se había visto que hicieran otra cosa.

Pero los perritos seguían vivos y la serpiente no había atacado. Eso era muy extraño. Pero más extraño resultó que la criatura no le hiciera daño a los cachorros en ningún momento, incluso mientras Gamal corría a buscar ayuda.

Los cachorros podrían haber quedado aplastados dentro del hoyo, sin embargo, pues se trataba de un agujero muy inestable. Por esto había más urgencia en sacarlos de ahí, y con la ayuda de vecinos, Gamal logró su objetivo.

Pero la serpiente seguía ahí también, y de hecho, permitió que se llevaran a los cachorros sin intentar atacar peligrosamente a ninguno de los humanos que llevaron a cabo el rescate. Fue increíble. Y por esto, Gamal decidió ayudar a la cobra a salir también, de manera que si el agujero colapsaba, no había ninguna criatura ahí que sufriera las consecuencias de ello.

La cobra sólo intercambió una mirada con la madre de los perros antes de marcharse, tal como si la madre estuviera agradeciéndole el haber ayudado a sus cachorros. De película, ¿no?

Esta historia es increíble pero cierta, incluso hay vídeos que lo prueban. Si una serpiente letal puede ayudar a los cachorros a sobrevivir en estas condiciones, es seguro que todos podemos hacer las paces con nuestros enemigos y aprender a tolerarnos, ¿no lo crees?