Desapareció a sus 5 años, 15 años después, la encuentran junto a su raptor, no imaginas quien

En el amor y en la guerra todo se vale. Y en el mundo no hay amor más grande que el de una madre por

sus hijos.

Sin embargo, ¿puede este amor maternal justificar acciones extremas por parte de los progenitores? Algunos opinarán que sí y otros que no. Lo cierto es que en la vida algunas veces estamos frente a situaciones que nos exigen actos que normalmente serían inaceptables.

Y muchas veces para auto justificarnos utilizamos argumentos como “En el amor y en la guerra todo se vale” “Una madre siempre sabe” o “A veces hacemos locuras por amor”.

Algo así sucedió en el caso de Sabrina Allen, quien fue secuestrada por su propia madre.

La desesperación de una madre y la determinación de un padre para encontrar a su niña

niña

En el 2002, Dana y Greg Allen, padres de Sabrina, pasaron por un proceso de divorcio. Como consecuencia de ello la custodia le fue entregada a Greg, por cuanto Dana, la madre de la niña, pasaba por graves problemas económicos, entre otros. Haciéndola no apta para quedarse con la custodia de la niña.

Dos semanas después del cumpleaños de Sabrina, su madre la buscó para llevarla al parque de diversiones. Sin embargo, Dana tenía planes diferentes a los anunciados. Es así que huyó a México donde permaneció por quince años. Durante este tiempo, Sabrina desconocía la agenda oculta de su madre y la razón por la cual habían salido de Estados Unidos.

Por su parte, Greg, el padre de Sabrina, jamás se dio por vencido en encontrar a su hija. Así invirtió su tiempo y dinero en todas las medidas existentes para volver a ver a su pequeña.

Sus esfuerzos finalmente dieron resultado cuando por medio de recompensas e investigadores privados, obtuvo información del paradero de sus ex esposa, justo antes que esta se sometiera a una costosa cirugía plástica para cambiarse el rostro.

Es así que Greg, junto con oficiales de la policía, planearon una operación especial para capturar a Dana y recuperar a Sabrina. Es así que el día en que estaba pautada la cirugía de Dana, esta fue capturada en la entrada de la clínica y Sabrina fue regresada a su padre en Texas.

Actualmente, Sabrina está recibiendo terapias para poder integrarse en su familia de origen. Y Greg está muy feliz por tener a su hija de vuelta. Mientras que Dana enfrenta las consecuencias legales de sus acciones y está siendo juzgada por secuestro e incumplimiento de palabra.