Después de sentar a su bebe en un carrito de supermercado lo lamentó mucho, porque murió

Hoy en día son demasiados los virus a los que exponemos a los pequeños de la casa y hasta nosotros mismos.

Tanto así que aún no han encontrado la cura para muchos de estos problemas.

Pero no nos damos cuenta de cuantas veces nos contagiamos de estas bacterias, puede ser en el metro, hablando con terceros, en un carro o quizás en el carrito del supermercado donde nosotros colocamos a los pequeños de la casa para que se queden tranquilos mientras nosotros hagamos el mercado tranquilas.

La realidad es que nosotros debemos sin llegar a extremos estar conscientes de los peligros que hay de sacar a nuestros pequeños y adecuarlos a nuestro ambiente de la forma más saludable posible, es decir, tan solo conozcan los detalles de esta historia que les mostraremos a continuación.

Lo que pasó este bebé es increíble y muy triste

Todo comenzó cuando Vivianne decidió llevar a su bebé a comprar y lo montó en el carrito como cualquier madre lo haría.

Posteriormente ella fue para para su casa, le dio su biberón como de costumbre pero el problema vino cuando el bebé se durmió.

Media hora después ella entra al cuarto del pequeño para sorprenderse con que este ardía en fiebre, no estaba lucido por lo que corrieron hacia la clínica ella y su esposo con el bebé.

Cuando el doctor lo examinó se dio cuenta que este tenía adenovirus, rotavirus, salmonelosis y meningitis, los padres por supuesto no sabían como el bebé se había contagiado tan rápido.

A lo que el doctor les explicó un tanto molesto que las personas que están enfermas dejan todas sus bacterias en el carrito justamente en la zona donde colocan los bebés.

Ya saben que es lo que le pasó a este pequeño, ahora tienen que tomar las medidas necesarias para proteger a los pequeños de la casa, solo inténtalo y verás como igual puedes llevarlos al mercado pero igual tómalos de la mano caminando y listo.

Recuerda compartir esto para que pueda llegar a la mayor cantidad de personas y evitar que afecten a sus hijos o hasta a ellos mismos.