¿Dolor de espalda? Te decimos que la respuesta está en tus pies, sigue leyendo y descubre

Uno de los dolores corporales más recurrentes podría ser el dolor de espalda, ya que este puede desarrollarse

debido a muchos factores, así como simplemente nuestra postura o algún movimiento que hayamos realizado durante el día.

Nuestra espalda, específicamente la columna, es lo que le da soporte a todo nuestro cuerpo, no por nada las lesiones en esta área son tan delicadas que pueden dejar a la persona sin posibilidad de movimiento en las extremidades.

Es por ello que es importante aprender a cuidar de esta zona del cuerpo, así como también evitar las molestias recurrentes allí, ya que pueden ser dolores que afectan nuestro desarrollo en las actividades que tenemos que hacer diariamente.

Con estos ejercicios puedes eliminar por completo el dolor de espalda

El dolor en la columna puede ser un problema tanto para caminar como para dormir, ya que con tan solo un pequeño movimiento podemos comenzar a sentir molestias. Cuando el dolor se vuelve recurrente las personas toman medidas como usar un analgésico, bien sea oral o tópico, pero a la larga este no es el mejor método.

En este caso te diremos como puedes solucionar este problema a partir de unos cuantos ejercicios que garantiza la liberación de tensión acumulada en esta zona, estos son los siguientes:

  • Presión en los dedos: Calienta el cuerpo con un movimiento previo, colócate de pie, flexiona un poco las rodillas e intenta tocar la punta de los dedos de los pies con tus manos. Realiza este movimiento en 10 series, tres veces al día.
  • Recoger un lápiz con los pies. Coloca un lápiz en el suelo e intenta recogerlo con tus pies, cuando lo tomes quédate en esa posición unos segundos y repite el movimiento 5 veces con cada pie.
  • Camina de puntillas. Camina de esta forma por 20 segundos, descansa 10 y vuelve a comenzar, realiza esto unas cinco veces.
  • Haz círculos con los pies. Recuesta todo el cuerpo del suelo y comienza a mover los pies de forma que realices un círculo, haz este movimiento con ambos pies y alterna la dirección del circulo (hacia adentro o hacia a fuera).

Realiza esta rutina todos los días, puedes hacerlo todas las noches o por las mañanas, de esta forma verás que tu espalda estará más aliviada y el dolor se irá.

Comparte esta información en tus redes.