Esta chica despierta con dolores horribles en sus piernas y extraños moretones. Lo que había hecho el día anterior había sido fatal

Es normal que las personas hagan todo lo posible para mantener su cuerpo en buena forma y saludable.

El ejercicio sin duda alguna, es algo que todo el mundo debería incluir en su rutina diariamente, de esta manera se puede mantener el bienestar de cuerpo.

Existen gran cantidad de ejercicios para realizar, desde caminar, correr e ir a un gimnasio y hacer uso de las diferentes máquinas que se encuentran en este lugar. Tanto ir a un gimnasio o ejercitarse diariamente puede ayudar a que tu cuerpo se mantenga en buenas condiciones.

Sin embargo, hay que tener cuidado con la cantidad de ejercicio que puede soportar tu cuerpo, ya que muchas veces intentamos someter a nuestro cuerpo hasta llegar al punto de agotamiento. Lo que no sabes es que hacer esto, puede llegar a ser fatal.

Una mujer decidió hacer una clase de spinning, pero no sabía lo perjudicial que podía ser para su cuerpo.

Así como dicen que todo en exceso es malo, el ejercicio, en exceso también lo es. Algo similar le ocurrió a Casey Daniel una mujer de los Ángeles, Estados Unidos. Esta chica decidió ir al gimnasio y participar en una clase de spinning.

Las clases de spinning, son conocidas como una excelente herramienta para quemar gran cantidad de calorías en tan solo una hora, por esto, Casey decidió probarlas y aguantar durante 1 hora la agotadora sesión.

Luego de terminar la clase, decidió irse a su casa a descansar y dormir. Al día siguiente Casey describe “como su cuerpo se sentía tan mal casi igual como si hubiese sido atropellada por un autobús”. La chica pudo notar como en sus rodillas habían aparecido unas contusiones un poco raras y un gran dolor.

Casey estaba tan mal que no podía mover sus piernas en lo absoluto, por lo que tuvo que ser llevada a urgencias en el hospital. Los médicos al determinar que era lo que tenía, le dijeron que padecía de rabdomiolisis.

Esta extraña condición como lo es la rabdomiolisis, es producto de lesiones musculares graves. Básicamente Casey, al haberse sometido a una dura y fuerte clase de spinning, su fibra muscular se había destruido por completo.

Por esto, lo doctores tuvieron que operarla de emergencia, de manera que pudiesen intervenir y hacerle grandes incisiones en sus músculos quirúrgicamente, para poder salvar la movilidad de estos.

Casey cuenta como la sobrecarga de ejercicio en su cuerpo pudo producirle estas terribles lesiones y el inmenso dolor que te lleva a no ser capaz de poder caminar. Actualmente se encuentra realizando fisioterapia intensa 3 veces a la semana para poder volver a caminar.

Puedes conocer un poco más de la historia y el caso de Casey en el siguiente video:

El caso de Casey no ha sido el único, que ha causado lesiones en las piernas de las personas. Algunas de estas, han padecido de este extraño síndrome como lo es la rabdomiolisis, por someterse a una gran cantidad de ejercicio cuando el cuerpo no está acostumbrado a esto.

Casey cuenta con una página en GoFoundMe que ayudará a pagar los gastos médicos. Muchos profesionales recomiendan que cuando asistan por primera vez a una clase de estas o simplemente se sientan mal, acudan a ellos, para que puedan aconsejarte sobre la mejor manera de entrenar y el límite que exige tu cuerpo.

Esta historia puede ayudar a todas las personas, a saber, cuál es el límite que puede soportar tu cuerpo, ya que una vez que lo sobrepasas te puede pasar algo similar a Casey. Aunque se tenga gran afán por adelgazar y entrenar, debes conocer cómo funciona tu cuerpo y no someterlo a un ejercicio agotador e intenso, mayor a lo que tu cuerpo pueda aguantar ya que al hacer esto, puede llegar a ser perjudicial.