Esta chica ocultaba un secreto que salió a luz después de su suicidio

Todos tenemos problemas en la vida, situaciones que nos aquejan constantemente, ya sean familiares

o hasta de una enfermedad, pero lo que es seguro es que siempre habrá un problema en nuestra vida que nos haga cuestionarnos muchas cosas.

Muchos de estos problemas a veces suelen no tener salida, o por lo menos, así es como muchas personas lo suelen percibir, y buscan salidas de estos problemas que dejan pérdidas físicas lamentables.

Este es el caso de una pequeña niña que por problemas en su escuela tomó una decisión que cambió para siempre la vida de ella y de toda su familia, una decisión que pudo haber sido evitada. Sigue leyendo y entérate.

Acoso escolar o bullying es causante de un suicidio

Libby Bell era una australiana de 13 años, muy activa y amigable, era conocida por ser una muy buena nadadora y además, estaba terminando un curso de salvavidas. Sin embargo, esta chica escondía algo que la aquejaba cada día.

Su mamá Crystal Bell desconocía por completo que su hija era maltratada física y emocionalmente en el colegio por sus compañeros, no tenía ni idea de todo el acoso a cual su hija le hacía frente todos los días.

Lamentablemente, el silencio de Libby y el terrible tarto que le daban sus compañeros de clases terminó en una situación lamentable para todos: el suicidio de esta pequeña preadolescente que no pudo visualizar otra salida.

Después de su suicidio salió a la luz que la causa fue el constante bullying que Libby vivía. Y, desafortunadamente, no existe ninguna ley que pueda amparar a estos niños acosados, por lo cual el suicidio de Libby quedará sin culpables.

Su madre decidió dar a conocer esta historia para que las personas tomen en cuenta esta situación, y no dejen que más situaciones trágicas como esta sigan sucediendo. A través de su cuenta de una de sus redes sociales compartió el siguiente mensaje:

“He intentado tantas veces encontrar las palabras correctas, pero estoy perdida y vacía… Libby Bell, ¡ha sido un placer criarte por estos casi 14 años de tu hermosa vida! Mientras me niego a aceptar la realidad que ahora enfrentaremos por el resto de nuestras vidas, esta tarde tuve una experiencia que destruyó mi alma cuando me senté allí donde tú distes tus preciosos últimos alientos hace una semana… el mayor tiempo que pasado lejos de ti en toda tu vida… porque no podíamos soportar no estar contigo… buscábamos tu atención y siempre adoramos tu afecto y tu alma… tendré para siempre un hoyo en el corazón en el que perteneces, eres demasiado perfecta para el cielo.

El escrito continua de esta forma: “Esta fuera de mi comprensión, el que hayas pensado que esta podía ser una solución para terminar con tu dolor… aquellos que te acosaron y tus supuestos amigos no te defendieron… te fallaron, niña hermosa, y nosotros no dejaremos de luchar por ti hasta que sean consideramos culpables. No puedo soportar el tener que decirte adiós, así que terminaré diciéndote: nos vemos pronto, hija hermosa…”

No es, ni será justo para ningún ser humano estar acosado constantemente por otras personas, al punto de preferir optar por quitarse la vida debido al dolor, es por eso que tenemos que tomar conciencia de este grave problema, y no permitir que más niñas como Libby tomen estas salidas. No dejes de compartir esta historia y alertar a todos.