Esta es la razón por qué se suicidó el líder de Linkin Park. Dejó una hermosa carta para

La madrugada de este jueves fue encontrado el cuerpo sin vida del vocalista y líder de la banda de Nu-Metal, Linkin Park, Chester Bennington

de 41 años de edad, en su casa de Palos Verdes en la ciudad de Los Ángeles, California.

El jefe de la policía del condado fue el encargado de anunciar la noticia de la muerte de Bennington, quien aparentemente tenía problemas de drogas y alcohol además de sufrir de depresión por haber sido violado cuando era un niño.
Chester nació en la ciudad de Phoenix, Arizona y fue amigo cercano del ex vocalista de Soundgarden, Chris Cornell, quien casualmente se suicidó en mayo pasado, de la misma manera que lo ha hecho Chester recientemente. Precisamente este jueves Cornell hubiera cumplido 53 años.

Terrible pérdida para el mundo de la música

Al parecer hay quienes aseguran que la tristeza de Chester surge por la pérdida de su gran amigo Chris, a quien hace poco le escribió una carta de despedida. Las autoridades dijeron a los medios que Bennington se quitó la vida colgándose al igual que Cornell.

Meses atrás Chester escribió una emotiva carta dirigida a su amigo Chris, en ella relata que había soñado con él cantando una canción de The Beatles y que al despertar había visto la cara de preocupación de su esposa confirmando la muerte de su amigo.

Bennington manifestaba en esas sentidas palabras que había llorado mucho por Chris que de hecho aún lo hacía y que no imaginaba un mundo sin él. Que todo era dolor y confusión, pero que agradecía haberle permitido compartir con él y con su hermosa familia.

Chester le enviaba amor a su esposa, hijos, familia y amigos y agradecía por haberle permitido ser parte de su vida. Por otra parte su compañero de Linkin Park, Mike Shinoda, confirmó la noticia a través de su cuenta Twitter compartiendo este emotivo mensaje:

“En shock y con el corazón roto, pero es verdad. Estaremos publicando un anuncio oficial apenas tengamos uno”.
La muerte de Chester Bennington representa una gran pérdida para el mundo de la música, al igual que la de Chris Cornell. Los buenos se van pronto, esperemos que ambos puedan encontrar la paz que tanto necesitaban.