Esta madre graba en secreto al dentista de su hijo cuando descubre que está sucediendo algo terrible

Desde siempre los adultos y hasta los más pequeños les han temido a los odontólogos, pues al pasar

del tiempo se les ha rodeado de prejuicios e historias que giran alrededor de sus instrumentos de trabajo y sus curiosos consultorios, que pudieran adaptarse a escenarios de películas de terror.

Pero estos casos extremistas solo nos lo pudiera reflejar la televisión o el cine, pues eso de dentistas aterradores es bastante raro, sin embargo los pacientes que acuden a este tipo de consultas son vulnerables a sentirse presas del pánico ante la posibilidad de ser lastimados o que les sean extraídos sus dientes.

Esta historia contada por una mujer pone en evidencia a un odontólogo malvado que fue denunciado ante las autoridades por cometer atrocidades contra su hijo y otros pacientes.

Antecedentes que salen a la luz mientras la madre ve al dentista

Este especialista se llama Schneider y era conocido por trabajar en odontología pediátrica, entre tanto este ocultaba un oscuro secreto que la mujer dejó al descubierto.

Su hijo Briel Montley que tenía seis años, era su paciente y fue víctima de este hombre, quien le habría ocasionado moretones, heridas y hasta le sacó múltiples dientes.

Esta madre desesperada sedienta de justicia narró lo sucedido en Facebook…

En el 2014 acudí al consultorio de este dentista que atendía a niños; la primera vez al pequeño le practicaron una limpieza y todo marchaba bien, pero poco después me contactaron para solicitarme que lo llevara nuevamente a fin de extraerle un diente delantero que le estaba imposibilitando la salida de otro permanente.

Accedí al llamado y lo lleve a su cita, y como la vez anterior lo esperé en la sala de acompañantes por aproximadamente dos horas. Estaba un poco impaciente e insistí en varias oportunidades para ver a mi hijo.

Al no tener respuesta por parte de su asistente ingresé al consultorio y observé con asombro que mi hijo estaba tirado en el piso, tenía golpes y rasguños, además para mi sorpresa tenía siete dientes menos.

Fue una escena espeluznante, pues no entendía lo que estaba sucediendo y mi hijo llorando me dijo que el hombre lo había tirado al piso y la mujer se sentó sobre el mientras el doctor lo ahogaba.

De inmediato, la madre denunció el hecho a la policía y tras investigaciones se determinó que había más casos de este tipo, uno de ellos fue descubierto por un video en el que se observa como el hombre amarra a un niño en la camilla.