Esta pareja dejó a su recién nacido a solas con “un perro asesino”. Lo que pasó después debería hacernos reflexionar.

Si bien es cierto que el perro es considerado el mejor amigo del hombre, en muchos casos esto no es así.

Aunque estos nobles animales son vistos por la sociedad como un objeto de ternura y amor, existen diferentes razas que causan miedo en las personas.

No se puede negar el hecho de que existen diferentes razas de perros que, sin duda alguna, atemorizan a las personas debido a los diferentes cuentos que podemos escuchar sobre cómo atacan a los seres humanos.

Pero este no fue el caso de este conocido “perro asesino”. Seigmund un pitbull, considerado una de las razas más conocidas y a su vez más peligrosas, se puede observar todo lo contrario a lo que dicen de esta raza de perros. Conoce por qué y su historia

La historia de un pitbull, una raza conocida por representar gran peligro, pero que en realidad no lo es.

El pitbull a pesar de ser considerada una de las razas más peligrosas, este no fue el caso de Seigmund. Este perro de raza pitbull fue rescatado del abandono. Al llegar a su nuevo hogar los dueños pudieron observar como este perro tenía sarna, no tenía sus vacunas y estaba en la búsqueda desesperada de atención.

Este perro nació el 26 de noviembre de 2014 y vio por primera vez a Akamara, el pequeño hijo de sus dueños, el 27 de noviembre. A pesar de que sus dueños nunca dejaron al perro solo con su pequeño, por ser supuestamente “peligroso”, el mayor temor de estos padres era que al acurrucarse encima de Akamara pudiese asfixiarlo.

Muchas personas consideran esta raza peligrosa, pero lo que no saben o simplemente ignoran es que los pitbulls terrier son considerados perros-niñeros, al ser amigables, según el club United Kennel, donde dice que estos perros con excelente compañía familiar y siempre han mostrado un particular afecto por los niños.

Pero lo que dice este club no se ha separado mucho de la realidad, ya que sus dueños dicen que “un asesino no se parece en nada a un pitbull” y que pueden llegar a ser tan tiernos que no saben cómo pueden considerarlos “perros de ataque”.

Así luce Siegmund con el pequeño Akamara este perro considerado una “raza asesina”

Los pitbulls son considerados una de las razas más requeridas para las peleas ilegales de perros, pero no por su mal temperamento sino por su fuerza al morder. El dueño de Sigmund comenta que si se entrena a un perro para limitar su agresividad o convertirlo en un perro de pelea podrás tener graves resultados.

Estos perros al ser rescatados de estas condiciones suelen sufrir estrés postraumático u alteración mental que pueden llegar a producir más riesgos de ataque, sobre todo si su rescatador es inexperto o desconoce sobre este tema.

Por esto debemos recordar que los perros son razas muy nobles y que sienten una gran fidelidad y un instinto de protección a sus dueños. Los perros rara vez son agresivos de nacimiento, por ende, estos animales al ser agresivos o desarrollar un instinto de ataque no merecen críticas, sino sus amos o las personas encargadas de ellos.