Estas hojas contienen altas cantidades de insulina natural, por lo que resultan un milagro para aquellas personas que sufren de diabetes

La moringa, también llamada árbol de la vida es una planta medicinal que posee un elevado contenido de vitaminas y minerales como hierro, carotenoides, quercetina, vitamina C, polifenoles, ácido clorogénico, entre otros, que le proporcionan un potente efecto antioxidante y antiinflamatorio.

Uno de los beneficios de la moringa es ayudar al control de la diabetes mellitus. Y aunque aún no se ha publicado un trabajo de salud que de manera concluyente y definitiva demuestre que la moringa es útil en el tratamiento de esta enfermedad, en nuestro país y en otros, se realizan actualmente investigaciones muy serias al respecto.

La manera como se deben consumir las semillas de moringa es la siguiente: – Pela las semillas, debe quedar una bolita blanca-amarilla al descubierto. – Trágalas con la ayuda de un poco de agua, como si se tratara de una cápsula. Se deben tomar dos al día a un horario fijo.

Los científicos creen que el efecto hipoglucemiante se debe a algunos de los compuestos contenidos en ella como los isotiocianatos.

De acuerdo con Cuba Hora la moringa posee enormes beneficios para la salud, demostrados en su elevado contenido de nutrientes básicos para el organismo y su prácticamente ausencia de efectos perjudiciales cuando se consume en las proporcione debidas. Por ello, ofrecemos algunas recetas saludables con este vegetal también conocido como acacia o árbol de la vida.

También son muy útiles como suplemento alimenticio pues contienen gran cantidad de nutrientes y el conocido aceite de moringa el cual contiene los omegas 3, 6 y 9. Pero no debe olvidarse que las acciones beneficiosas de la moringa no es puro milagro.