Expulsa las piedras en la vesícula ¡Ingiere este remedio natural!

Nuestro organismo es muy delicado y su diseño interno es perfecto, todo tiene una función

especial dentro de nosotros, cada órgano fue diseñado para cumplir con algún proceso que permita que nuestro cuerpo funcione de forma efectiva y correcta todo el tiempo.

Es sabido que si alguno de estos órganos no esta funcionando bien, nuestro organismo se encargará de reparar el error, aunque no todas las veces resulta así. Si esta reparación no se lleva a cabo de manera automática entonces empezamos a percibir señales que nos indican que algo no anda bien, que además nos permiten detectar algún padecimiento que pueda surgir a futuro.

El cuerpo humano trabaja muy bien y cuando existe algo que no deberíamos tener busca la forma de expulsarlo a como dé lugar, ya que los componentes de este simplemente no nos pertenecen a nuestro organismo.

Hoy te queremos hablar sobre las piedras o cálculos en la vesícula, las cuales una vez el organismo nota su presencia, trata de eliminarlas, ya veces se dificulta según el tamaño que tenga. Pero hoy te enseñaremos una forma de expulsarlas de forma natural.

Mezcla estos ingredientes y adiós a los cálculos biliares

El método que te enseñaremos hoy es un método que además de ser natural es efectivo y a través de este podremos ayudar a nuestro cuerpo a expulsar las piedras de la vesícula.

Este tratamiento puede ser implementado para descartar la opción de una intervención quirúrgica, a menos que esta sea obligatoria.

Es recomendable que antes de iniciar este tratamiento tomes en cuenta los siguientes aspectos:

  • Iniciar el tratamiento en día sábado, ya que al día siguiente se requiere total reposo
  • El día anterior a comenzar el tratamiento no debes ingerir ningún medicamento, ni vitaminas. La ingesta de estos puede afectar el éxito del tratamiento
  • El día anterior debes comer muy ligero
  • Por último debes tener los intestinos lo más limpio posible.
  • El día que se inicie el tratamiento no debemos ingerir alimentos con grasa ni proteínas, ni en el desayuno ni en el almuerzo. Puedes suplirlo con cereales cocidos, arroz, pan, fideos, jugos naturales entre otros. Al hacer esto permitiremos un cúmulo de bilis que facilitará la expulsión gracias a que hará presión en el hígado.
  • Recuerde que si usted no se siente bien el día del tratamiento, debido a que ingirió alimentos ligeros, es recomendable postergar el tratamiento.

¿Qué necesitamos?

  • 4 cucharadas de sales de Epsom
  • 1 pomelo o toronja grande
  • ½ taza de aceite de oliva
  • 3 tazas de agua

¿Cómo lo preparamos?

Primero debemos mezclar las sales en las 3 tazas de agua. Una vez mezclado la dividimos en 4 porciones de ¾ tazas por porción y las conservaremos en el refrigerador. La primera porción la ingeriremos a las 6:00 PM.

A las 8:00 PM ingerimos la otra porción, recordando que no debemos comer ni beber nada. Debes irte a dormir a las 10:00 PM para que 15 minutos antes mezclemos el zumo de la toronja con el aceite de oliva. Debes preparar esta última sustancia en un recipiente con tapa.

A las 10:00 PM ingerirás la mezcla del aceite de oliva, sorbo por sorbo muy despacio para evitar nauseas o vómitos.

Estas mezclas debes tomarlas al pie de la letra, tal como te lo explicamos hoy, y sin dejar pasar5 más de 5 minutos, es decir, beberlas de inmediato una vez preparadas.

Trata de ir lo más rápido posible a la cama una vez las hayas bebido, mientras más de prisa vayamos a la cama más cálculos expulsaremos. Debes acostarte boca arriba con la cabeza reposando en la almohada y debes permanecer en esa posición por lo menos 20 minutos.

La mañana siguiente toma la tercera porción y transcurridas 2 horas toma la última porción.

Podrás comer pasadas las 2 horas y es recomendable desayunar algo liviano como frutas y jugo.

Te advertimos que:

  • Al día siguiente puedas tener diarrea y presentar cansancio.
  • Los cálculos pueden ser expulsados en las heces o en la orina

Comparte esto con tus seres queridos y no te arrepentirás.