Fue al médico por un dolor de muelas, nunca pensó esto sería algo tan fuerte en su vida

Muchas veces las personas tienden a subestimar los síntomas que presenta su cuerpo, de este modo es como

en muchas ocasiones se desarrollan problemas mayores y sin remedio. Es por ello que es importante ir al médico cuando nos duele algo o tenemos alguna molestia, aunque parezca tonto e innecesario, podríamos evitar algo peor.

Los síntomas del cuerpo son señales de que algo está mal, hay algo que no está funcionando correctamente o que está sufriendo de daños por otros factores. De este modo, si ignoramos las pequeñas señales, el problema seguirá y la enfermedad se desarrollará de mayor forma.

En este caso, ocurrió algo muy similar en esta chica asiática, la cual sintió un dolor de muelas, pero no le dio importancia, al tiempo su vida cambio por completo y ahora lucha por no morir. No podrás creer esta historia, sigue leyendo para que conozcas los detalles.

Sintió un dolor en sus muelas, al tiempo se convirtió en una enfermedad letal

El nombre de la chica es Jenie Yoo, es tailandesa y se encuentra luchando por su vida desde hace dos años, cuando un simple dolor de muelas le cambió todo. Jenie despertó un día con un leve dolor al que no le dio importancia, hasta que al trascurrir una semana viendo que el dolor no se iba decidió ir al médico.

Cuando el odontólogo revisó su boca se encontró con que Jenie estaba desarrollando un extraño tipo de cáncer, en este caso era cáncer en la mandíbula. Jenie comenzó un tratamiento de quimioterapia a inicios de 2016 y tuvo resultados buenos, pero a los meses empeoró notablemente.

La cara de Jenie se hinchó de tal manera que sufre de varias hemorragias nasales e incluso declara que debido al dolor a veces pierde el conocimiento por varios minutos. Todo ha ido empeorando, la deformación de su cara debido al crecimiento de la enfermedad la ha hecho pender gran parte de su dentadura, por lo que no puede comer ni hablar mucho.

Jenie ha podido seguir con su vida gracias a la ayuda de sus padres, quienes hacen todo lo posible porque pueda seguir comiendo y haciendo sus necesidades básicas. Sin embargo, esta chica tailandesa se encuentra a merced de la quimioterapia, puesto que no se le puede realizar ninguna cirugía en la zona.

¿Qué te ha parecido esta historia? ¿Conocías esta enfermedad? Deja tu comentario y comparte esta publicación.