Un grupo de hombre la vio- laron antes de su boda, 7 meses después su esposo revelo la verdad

Esta es la historia de una mujer que no pudo asistir a su boda. Su nombre es Terry Apudo y

dejó a todos los asistentes a la boda, extremadamente preocupados por ella.

Esta mujer no se escapó para no pasarse, sino que vivió un terrible momento que marcó su vida para siempre. Ella era una pastora en la iglesia de Nairobi en Kenia y había planeado su boda durante mucho tiempo junto a su novio, Harry Olwande.

La noche antes de la boda estuvieron separados para así no verse antes de que la boda llegase, pero unos tipos aprovecharon la ocasión para secuestrarla, según dice la BBC.

En este artículo queremos contarte la historia de Terry y queremos advertirte que resultará ser muy fuerte para algunas personas sensibles, por lo que deben preparase para leerla.

La terrible historia de Terry antes de su boda

La mujer cuenta que los hombres le pusieron una toalla en la boca y ella pateó y pateó hasta que pudo liberarse de la toalla y gritar “¡Hoy es mi boda!”, cosa que a ellos no les importó y le propinaron un puñetazo.

Todos la violaron, según cuenta ella para la BBC. Ella siguió luchando y logró morderle a uno sus genitales, lo que ocasionó que, con un cuchillo, le cortaran el estómago y la lanzaran del carro en movimiento.

Gracias a un niño que vio lo que ocurrió, la policía pudo enterarse de ello y se dirigieron al sitio. La encontraron sin pulso y, cuando iban a llevarla a la morgue, ella empezó a toser y la llevaron de urgencia al hospital más cercano.

La única forma en la que pudieron encontrar la forma de comunicarse con sus familiares, fue observando su roto vestido de novia y llamando a todas las iglesias, en busca de una boda la que le faltase una novia.

Dieron con la iglesia y todos los invitados comenzaron a llorar al enterarse de lo sucedido. Los médicos le dieron una terrible noticia y era que, debido a las cuchilladas en su estómago, ahora ella no podría tener hijos.

Le dieron medicamentos para evitar que contrajera el VIH, pero aun así Terry estaba destrozada. Ella se sintió culpable, sentía que le había fallado a su novio y muchos la culpaban de lo sucedido.

Sin embargo, Harry en realidad la amaba y quería casarse con ella, a pesar de lo sucedido.

Lo peor no termina allí, sino que una noche, mientras dormían, luego de haberse casado, decidieron calentar la casa con carbón, debido al frío que hacía. Lo que no sabían es que eso acabaría con la vida de Harry. Para cuando llegaron a rescatarlos, él ya había muerto.

Terry estaba desconsolada y el pastor de la iglesia, Tonny Gobanga le brindó todo su apoyo. Tanto fue de ayuda para ella que hizo que el amor renaciera en ella y terminaron casándose.

Quienes la habían secuestrado, nunca fueron puestos a la orden de la justicia, pero ella se encargó de registrar todo en su autobiografía “Crawling Out of Darkness”. Ahora viaja con su esposo en pro de difundir su historia y de cómo se puede hallar la fuerza necesaria para seguir viviendo, a pesar de las dificultades que la vida nos ponga.

La idea de ella es ayudar a las otras víctimas de violación a recuperar la confianza, el amor y la esperanza por la vida.