¡Harina, azúcar y manteca es todo lo que necesitas! Esta receta es super sencilla

“Si estás buscando una receta sencilla y deliciosa para sorprender a tus seres queridos, las galletas de masa quebrada son una excelente opción. Esta receta clásica es perfecta para aquellos momentos en los que deseas un dulce casero sin complicaciones.

Las galletas de masa quebrada, conocidas por su textura crujiente y su delicado sabor a mantequilla, son ideales para cualquier ocasión, desde una tarde de té hasta un regalo especial para amigos y familiares.

A continuación, te presento una receta fácil y rápida que te guiará paso a paso para crear estas deliciosas galletas. ¡Prepárate para disfrutar de un bocado irresistible!”

Ingredientes:

  • 250g de harina de trigo
  • 125g de mantequilla fría, cortada en cubos
  • 125g de azúcar glas
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Instrucciones:

  1. Preparar los Ingredientes: Saca la mantequilla del refrigerador para que esté fría y lista para usar. Precalienta el horno a 180°C (350°F).
  2. Mezclar Harina y Mantequilla: En un bol grande, mezcla la harina y la sal. Añade los cubos de mantequilla. Usa tus dedos para frotar la mantequilla con la harina hasta obtener una consistencia arenosa.
  3. Agregar Azúcar y Huevo: Incorpora el azúcar glas y mezcla bien. Luego, agrega el huevo y el extracto de vainilla. Mezcla hasta que se forme una masa homogénea.
  4. Amasar la Masa: Saca la masa del bol y amasa ligeramente sobre una superficie enharinada hasta que esté suave.
  5. Refrigerar la Masa: Envuelve la masa en film transparente y refrigérala durante al menos 30 minutos. Esto hará que sea más fácil de manejar.
  6. Estirar la Masa: Una vez fría, estira la masa sobre una superficie enharinada hasta que tenga un grosor de unos 5 mm.
  7. Cortar las Galletas: Usa cortadores de galletas para cortar las formas deseadas y colócalas en una bandeja de horno forrada con papel pergamino.
  8. Hornear: Hornea las galletas durante 10-12 minutos o hasta que estén ligeramente doradas en los bordes.
  9. Enfriar: Deja que las galletas se enfríen en la bandeja durante unos minutos antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen completamente.
  10. Decorar (Opcional): Una vez frías, puedes decorarlas con glaseado, chocolate derretido o azúcar de colores.

¡Disfruta de tus galletas de masa quebrada! Son perfectas para acompañar con una taza de té o café.