Hierve la semilla de sandía como lo indica este video y bébelo. El resultado te dejará con la boca abierta

Las semillas de sandía por lo general terminan en el bote de la basura y

sólo un pequeño grupo de personas las comen para mejorar el sistema digestivo, pero por desgracia, eso es todo.

Las semillas van por el tracto digestivo y mecánicamente facilita la digestión de los alimentos, por lo que la mayoría de sus propiedades beneficiosas sobran.

Es necesario cocinar, las semillas de sandía molidas o asada con el fin de utilizar su poder de curación. Estas semillas contienen fibra, necesaria para la digestión adecuada y eficaz en el tratamiento de parásitos intestinales, ictericia, y las inflamaciones.

De acuerdo con sus resultados, el té de semillas de la sandía es un excelente diurético y se recomienda para los pacientes que necesitan eliminar las piedras en los riñones y el tracto urinario.

Los científicos recomiendan las siguientes recetas:

Receta 1.

Ingredientes:

4 cucharadas de semillas de sandía recomendablemente orgánica.

Preparación:

Moler las todas las semillas.

Cocinar las semillas molidas en 2 litros de agua durante 15 minutos.

Tomar este té en dosis iguales por dos días haciendo un descanso el tercero.

Repite este este procedimiento por 2 semanas.

Receta 2.

40 gramos de semillas de sandía, procurar que sea orgánica.

1 litro de agua.

150 gramos de sandía cortada en trocitos.

Poner a hervir el litro de agua.

Luego añadir las semillas trituradas y cocerlas media hora.

Apagar y dejar reposar una hora, hasta que se enfríe.

Luego colar y separar las semillas del agua.

Después licuar la sandía y mezclarla con el agua de la cocción de semillas.

Conservar en el refrigerador en botella de cristal para que su sabor no cambie.

Consumo:

Beber la primera taza en ayunas a temperatura ambiente.

La siguiente media hora después de las comidas.

Hacer el tratamiento por 2 días seguidos cada semana, hasta ver resultados.

No añadir azúcar, si necesitas endulzar agrega 1 cucharada de miel.

Verás cómo funciona este tratamiento.

No tomar más de 40 gramos de semillas de sandía.

Beberlas siempre en infusión y nunca en forma natural, ya que no se digieren bién.