Impactante: después de 32 km de viaje la mujer encuentra esto en la parrilla delantera de su auto

Sí, los animales son lo más adorable que tenemos en el planeta, incluso si no son domésticos solemos

tener curiosidad y cariño hacia estas pequeñas, y a veces grandes, criaturas que rondan en nuestro planeta.

Lamentablemente, no podemos evitar que algo malo les pase a todos los animales del planeta, muchos son maltratados, y muchos domésticos son abandonados en la calle. La cantidad de estos casos son incontables

Muchos de los animales que aún se encuentran en su habitad natural no se acostumbran o no conocen los adelantos de la tecnología en humanidad, como los carros, por ejemplo, y esto hace que muchos tengan accidentes mortales, tales como el caso que te contaremos a continuación.

Un coyote con mucha suerte

Esta mujer llamada Georgie Knox, manejaba tranquilamente por la carretera de Alberta, Canadá. Ella se dirigía como todos los días por el mismo camino a su casa, sin embargo, no esperaba lo que este día le reparaba.

En uno de los caminos para su trabajo, Georgie tuvo un encuentro nada esperado: un hermoso coyote salió de la nada y desafortunadamente se atravesó en su camino mientras ella  conducía en su carro.

Georgie pudo oír y sentir el golpe que le dio a este pobre animal, y pensó que había muerto y se había quedado en el asfalto tendido, pero, unos kilómetros más adelante se para y visualiza que la historia es otra.

Al bajarse de su vehículo pudo visualizar que el pequeño y adorable coyote se había quedado atrapado en el parachoques de su carro, y todo este tiempo manejando lo había tenido allí. Georgia no tardo en llamar a las autoridades competentes para el caso.

Una vez llegaron pudieron retirar al coyote de su parachoques y comprobaron que no estaba herido de gravedad, solo tenía algunos raspones y rasguños. Una vez curado y dado de alta volvieron a soltarlo en su habitad natural.

El adorable coyote corrió como si nunca hubiese sufrido el accidente, y esperemos que no le vuelva a pasar. Por otra parte, Georgia vivió una experiencia que no olvidará con mucha facilidad. Es por eso que debemos estar atentos al momento de manejar y así, poder evitar estos accidentes con los animales. ¡Comparte esta increíble historia!