Lista de 10 alimentos que son fabricados en China y que deberías pensarlo bien antes de consumirlos

Somos lo que comemos. Y es por eso que algunos cuidan su alimentación más que otros.

Pero en cierta medida todos somos conscientes de lo que comemos.

Por ejemplo, cuando nos comemos esa pizza grasienta o el pollo frito somos conscientes que no estamos comiendo saludablemente, sino que estamos llenando nuestro cuerpo de grasas y harinas que a largo plazo pueden ocasionar un daño.

Pero es dentro de toda una decisión consciente y hasta un riesgo de cierta forma permitido porque sabemos que existen estándares generales para considerar que una comida pueda ser vendida al público.

Sin embargo, estos estándares no son necesariamente internacionales, de hecho dependen en mucha medida de las restricciones existentes en un país determinado. Y la verdad es que algunos países son mucho más flexibles en esas restricciones.

Alimentos chinos nocivos para la salud

China es uno de los principales países exportadores del mundo. De hecho donde quiera que estés podrás encontrar productos elaborados en el país asiático. Y la comida es de hecho uno de los rubros en lo que podrás encontrarlo frecuentemente.

Pero se ha detectado que muchos de estos alimentos son de hecho nocivos para la salud. Aquí te explicamos porqué estos productos son tan peligrosos para el ser humano.

El primer gran problema de los alimentos producidos y exportado por el gigante asiático es precisamente la forma en la que es producida la comida. Sea por la incorporación de químicos nocivos en su elaboración o la falta de precauciones mínimas en ella, el resultado no es muy saludable para el cuerpo.

Por ejemplo, la sal exportada por china contiene gran cantidad de sustancias nocivas para la salud. Similar situación sucede con el ajo o los champiñones producidos por china, los cuales sometidos a grandes cantidades de químicos para su producción.

Los pescados como el bacalao y la tilapia son de hecho venenosos, nadan en sus propios excrementos y se mezclan con los residuos de los barcos antes de ser pescados. Por ello es necesario que sean sometidos a procesos especiales para que sean aptos para el consumo humano, procesos que son obviados por el país asiático.

Otro gran problema sanitario y derivado de la falta de controles estrictos en materia de alimentos, es la venta de productos falsos. En 2010, se detectaron dos fábricas de guisantes artificiales, así como de fideos o arroz falsos producidos entre otras cosas con tinte industrial y parafina.

También han sido populares casos de mezcla de alimentos, por ejemplo la mezcla de barro con harina para venderlo como pimienta china. O la de alimentos en polvo de color blanco (harina, harina de arroz, leche) con  yeso, cal o hasta veneno de ratas.

Es por ello que tal vez debas pensarlo dos veces antes de comprar ese alimento importado desde la lejana China.