Lo engañaron para que pagara la boda de su hijastra y él con 6 palabras los congelo a todos

Las bodas son sin duda alguna una ceremonia sumamente hermosa pues se unen dos familias y dos personas

se vuelven una sola persona al compenetrarse en una unión sagrada.

Sin embargo esta unión requiere de mucho preparativo, no solamente en cuanto a flores, arreglos, invitaciones sino también dinero, mucho mucho dinero. Normalmente los novios y su familia deben aportar en partes iguales sin embargo hoy les contaremos una historia un tanto diferente.

Esta historia le ha dado la vuelta al mundo y les ha enseñado a muchos a tener respetos por si mismos porque muchas veces queremos a las personas equivocadas y no podemos abrir los ojos ante una situación que es simplemente triste.

Esta es la historia de un hombre que abrió los ojos gracias a esta boda

Mi hijastra contraerá matrimonio dentro de muy poco tiempo. Ella y su madre han invertido casi todo su día planificando esta boda, mi hijastra es una mujer preparada y recién graduada.

Aunque fue en una Universidad pública me dio mucho gusto pagarle sus estudios, luego de esto ella continuó viviendo en nuestra casa pues no conseguía empleo. De hecho, le compré un auto para que pudiese moverse y cumplir con sus compromisos estudiantiles.

Derepente su padre biológico apareció en su vida y pues comenzaron a compartir de forma regular y ella hacía todo lo posible por agradarle. Este hombre nunca le había importado su hija ni había dado un centimo por alguna de sus necesidades. Ni siquiera ayudó a su madre pues en el acuerdo del divorcio le cedió todos los derechos parentales.

Sin embargo, este hombre siempre regresa y le rompe luego el corazón a alguna de las dos cada cierto tiempo.El lugar donde toma sitio la boda da para 250 personas, yo solo quería que fueran 20 pero de igual forma sería yo quien corra con todos estos gastos.

Yo quede un día en jugar con mis amigos gold y le pregunté a uno de ellos si asistiría a la boda a lo que me respondió que nunca fue invitado. Dijo que leyó en los periódicos acerca de la boda pero que ninguno había recibido la invitación. Para más sorpresa no aparecía mi nombre sino el de mi esposa y su ex esposo.

Trate de hablar con ellas pero solo me dieron a entender que yo no era tan importante, tampoco mis amigos apesar de todo el esfuerzo que yo había realizado por ellas durante todos estos años. Luego estando en una cena donde incluso mandamos a invitar al padre biológico de la niña decidí hacer un brindis diciendo esto:

“Quisiera hacer un brindis. Para mí ha sido un honor se parte de esta familia los últimos 10 años. En este momento quiero agradecer a los novios por hacerme abrir los ojos ante algo importante. Me han hecho ver que mi papel en esta familia no es el que yo pensaba.

Yo pensaba que era un hombre respetado, un padrastro querido que siempre estaba para la familia. Sin embargo, ahora veo que mi papel ha sido el del cajero de banco, perfecto para sacarle dinero y nada más. Como he sido sustituido en el envió de las invitaciones y también en la iglesia, cedo mi papel como pagador a mi sustituto, el padre biológico de la joven”.

Muchos dirán que soy egoista pero a veces tenemos que darnos el puesto que merecemos en la vida para que nos pueda ir bien pues si tú no te respetas quien más lo hará por ti.