Los 9 Grandes errores que cometen los jefes y que les hace perder a sus mejores empleados

Ser jefe de una compañía, empresa o un simple proyecto laboral es un trabajo muy importante, no

solo por la responsabilidad de ser el líder que comanda todos los procesos o factores que influyen para un trabajo o resultado final, sino porque el éxito de este también recae en la forma en la que se trata a los empleados.

Un jefe no debe ser alguien que se sienta a dar órdenes, sino que debe ser un líder que ayuda y motiva a los empleados a seguir y a hacer un mejor esfuerzo. A veces un simple error como una frase o una actitud, puede perjudicar todo el desempeño de una serie de empleados y por ende el resultado es un trabajo mediocre.

Así bien, ser jefe es mucho más que ser el que manda, sino que es un trabajo de liderazgo que no debe perjudicar a los demás, sino ayudarles. A continuación, te mostraremos todos los errores más comunes que cometen las personas que son jefes.

Estas son las cosas que un buen jefe nunca debe hacer o perderá a sus empleados

Si eres un jefe o tienes uno que ya no soportas, es importante que leas la siguiente información, puede que te sirva de ayuda para identificar los puntos negativos y evitarlos a toda costa en otra experiencia, así como también si ya eres jefe de alguien- puedes comenzar a mejorar tu forma de ejercer esta posición.

Los errores más comunes son los siguientes:

  • Contratar y halagar a las personas equivocadas. Hay que hacer un buen trabajo de contratación, ya que sino los demás empleados que están en el puesto se pueden desmotivar debido a que sienten cualquiera puede hacerlo.
  • No cumplir lo que prometen. Esto influye en la confianza y el compromiso del trabajo laboral, pues si un jefe no cumple lo que dice, qué obliga al empleado a sí hacerlo.
  • No preocuparse por sus empleados. Esto hace que la relación empleado-jefe sea muy mala y esta es una de las principales razones de renuncia.
  • No premian el buen trabajo. Esto es grave, ya que, si no hay motivación ni reconocimiento al esfuerzo, el empleado no se sentirá en la disposición de seguir haciendo su labor de la manera en la que la realiza.
  • Explotan a sus empleados. Cada quien debe tener la cantidad adecuada y equitativa de responsabilidades, ya que, si no se puede tratar de un tema de explotación, y aunado a la falta de reconocimiento, solos e conseguirá un despido seguro.
  • No desafían a sus empleados. De este modo no pueden sacar lo mejor de ellos, porque no les colocan objetivos más altos.
  • Limitan la creatividad. Esto no deja que la persona pueda dar sus ideas ni desarrollarse más cómodamente en su trabajo.
  • No desarrollan las habilidades de sus empleados. Esto no les permite mostrar todo su potencial y capacidad.
  • Tienen poca flexibilidad. Si un jefe no tiene consideración en ciertos aspectos con sus empleados, es normal que reciba varias renuncias al mes.

Si te reconociste como jefe en varias de estas situaciones, es momento de que te detengas a reflexionar sobre tu forma de trabajar, pero si por el contrario recordaste a tu jefe leyendo esto, deberías considerar una renuncia, porque no es sano vivir bajo ese yugo.

Comparte esto en tus redes sociales y cuéntanos qué te pareció.