Por qué los Padres deberían guardar los dientes de leche de sus hijos

La vida es una cuestión muy importante, puede que suene un tanto obvio pero la verdad  es que no muchas

personas se toman el tiempo para analizar esto, todos están tan enfrascados en las responsabilidades y similares que es difícil verlos preocupados por la salud.

Usualmente lo que despierta su interés por la salud es cuando alguna parte del cuerpo empieza a fallar, es aquí cuando empezamos a decir qué es lo que estamos haciendo mal y cómo es que deberíamos revertirlo, es un proceso que puede costar mucho si no tomamos las medidas.

Lamentándolo mucho hay personas que no poseen esa bendición de poder recuperarse y requieren un trasplante, en especial los niños, por lo que hoy te traemos una noticia increíble que beneficiará a todos los niños del mundo, tu como padre debes conocerla.

Las células madre en los dientes de leche

Muchas personas piensan que el guardar los dientes de leche no es más que una especie de ritual o tradición, que si bien es cierto en muchas familias se aplica esto, tiene muchos más usos, de hecho, tiene un factor que es capaz de salvar vidas: las células madres.

Resulta que un estudio realizado a los dientes de leche nos revela que estos tienen células madres, al igual que protocelulas las cuales pueden ser cultivadas.

Las células madres pueden ser utilizadas en cualquier clase de personas, por eso se les llama así ya que estas pueden servir para cualquier tipo de sangre y de piel, por lo que si algún niño necesita un trasplante de tejido o similar, las células madres están ahí y esta podrían salvarle la vida.

La cuestión está en que los dientes de leche cuando salgan deben estar frescos, ya que si no lo está las células madre se van a degradar y perderán su potencia con el tiempo.

Actualmente se encuentran compañías como Store-A-Tooth las cuales se encargan de recolectar y guardar estos dientes de leche para luego ser distribuidos en hospitales.

Te recomendamos que investigues qué compañía está encargada de esto en tu zona y así puedas ayudar al mundo con los dientes de tu hijo.

Si te gustó recuerda compartir esta información.