Madre de 101 años cuidó de su hijo discapacitado de 63 años, Esta historia tiene llorando a todos, por que luego…

Las mujeres que realmente desean ser madres, al serlo, lo consideran esto, un gran milagro, que estuvieron

cargando nueve meses en su vientre. Al tener un hijo su vida cambia por completo ya que su estilo de vida pasa a estar en un segundo plano, por ser su hijo la gran y única prioridad. Durante muchos años de su vida, mientras los niños crecen y pasan por sus diferentes etapas, toda madre se preocupa por el bienestar de su hijo y por qué nunca les falte nada, cuidándolos y apoyándolos en los momentos difíciles.

Muchas de ellas se sacrifican a diario para que sus hijos vivan en las mejores condiciones, de hecho, podemos llegar a escuchar o saber de diferentes historias donde las madres van más allá de sus límites, físicos, emocionales, económicos, y de todo lo que tienen, simplemente para protegerlos y poder sacar a sus hijos adelante, dándoles una vida llena de seguridad y alegría, donde no les falte las cosas más importantes como un plato de comida, una buena educación, un lugar donde vivir.

Este hermoso gesto que puede llegar a tener una madre para con sus hijos es digno de admirar y un ejemplo para todas aquellas madres. Te contaremos una de las historias más bonitas y conmovedoras donde Una mujer de 101 años llamada Meliah, cuidó a su hijo con discapacidad, durante 63 años. Esta madre expresó que nunca lo vio como un sacrificio porque el amor que sentía por su hijo iba mucho más allá y era más importante que cualquier cosa.

El amor sin límites y más sincero, indudablemente es el de una madre por su hijo.

Meliah, esta madre de 101 años, es considerada una de las más devotas del mundo, aunque tenía un siglo de edad, cuido por sobre todas las cosas y a pesar de tener capacidades diferentes, a su hijo de 63 años, Llamado Abdul. Luego de que esta madre perdió a su esposo 20 años atrás y a sus otros hijos, esta mujer se mantuvo fuerte, pese a que no tenía nadie que la ayudara nunca decayó. Esta madre alega que no ha sido nada fácil, ya que, aunque su hijo sea adulto, todos los días lo tiene que vestir, alimentar y bañarlo.

Pero su amor va mucho más allá e intento disfrutar los años de vida que le quedan con él. Para esta madre no fue nada fácil ya que su hijo no habla ni camina, ni puede llevar una vida como cualquier otro hombre y depende plenamente de su madre. A pesar de que su hijo tiene capacidades diferentes, no se arrepiente ni pone en duda el hecho de haberlo tenido y haberle dedicado de su tiempo, ya que para ella nunca fue considerado una carga ni una molestia a la hora de atenderlo.

Muchas personas de su comunidad y familiares lejanos que la conocen le ayudaron bastante. Esta mujer es reconocida bastante bien dentro de su comunidad, y se ha ganado la admiración y el respeto de muchos, asegurando que Abdul quedo en las mejores manos, por la hermosa labor que hizo diariamente por su hijo y la gran devoción que dedicó durante la mayor parte de su vida. Esta increíble madre hizo todo lo que pudo para que su hijo llevara una vida normal, aunque lamentablemente falleció a los 101 años por problemas respiratorios.

Para conocer un poco más de esta hermosa historia donde una madre hizo todo lo posible para que su hijo con capacidades diferentes pudiese llevar una vida normal te dejamos aquí un video.

Y claro que, si es cierto que el amor de una madre siempre va a ser incondicional, ya que muchas de ellas buscan siempre mantener a sus hijos y darle lo mejor que pueden. Y que mejor manera de demostrar cierto amor y compromiso, que esta madre ejemplar que dedicó su vida a cuidar a su hijo con capacidades diferentes, dándole lo mejor que pudo hasta el final de sus días sin considerarlo una carga y sin arrepentirse de que fue una de las mejores cosas que le paso en la vida.