El médico notó algo raro con el vientre de la bebé de 1 mes, luego vio a su hermana y se dio cuenta de…

Todas las madres durante los 9 meses de embarazo solo piensan en tener una criatura sana al 100% y

al momento del nacimiento del bebé solo quieren que los doctores les digan que su hijo o hija nació en condiciones perfectas y poderla llevar a casa, pues la salida del bebé del hospital es motivo de celebración para cualquier familia y es que desde allí es que comienza una nueva etapa.

Pero hoy te traemos la historia de una pareja con un matrimonio maravilloso, Alissa y Michael Dunn, que tuvieron unas hermosas gemelas llamadas Isabella y Madeline, con las cuales todo iba bien hasta la visita al pediatra después de un mes de nacidas.

Esta pareja llevaron a sus hijas al control pediátrico en su primer mes, pues ya sabemos que hay que hacer revisiones de rutina a los bebés cuando están pequeños, sin embargo cuando el doctor estaba revisando a una de ellas se percató que algo no andaba bien.

Si quieres saber  o te dio simple curiosidad acerca de que pasó con una de las pequeñas, te invitamos a seguir leyendo y enterarte.

El vientre de la bebé estaba abultado

El doctor al recibir a las niñas en su consultorio comienza a revisarlas, sin embargo cuando estaba revisando a Madeline, se dio cuenta de que algo no andaba bien ya que esta tenía el abdomen muy abultado y los aconsejó hacerle una revisión mas exhaustiva.

La pareja llevó a las pequeñas al Hospital Infantil de Michigan donde son recibidos por el doctor Jeffrey Taub quien le realizó una ecografía a la bebé

En la ecografía que le realizaron a  Madeline se observava algo extraño que crecía dentro de su barriguita que correspondía a un cáncer en etapa 4.

La pareja al escuchar este diagnóstico se sintió devastada pero para mayor sorpresa de la pareja es que cuando revisaron a Isabella se encontraron con el mismo diagnóstico menos avanzado.

El doctor diagnosticó a las niñas con cáncer, un cáncer llamado Neuroblastoma. Las niñas son separadas y llevadas a terapia intensiva.

Esta enfermedad que se desarrolla en el tejido nervioso de las glándulas suprarrenales, es decir en las glándulas ubicadas sobre los riñones y el abdomen superior, de acuerdo con el Instituto Nacional de Cáncer.

Las niñas son sometidas a un tratamiento de quimioterapia según consejo de los médicos. Dicho tratamiento podía afectar el desarrollo de las niñas y hasta podía causarles la muerte.

Al segundo tratamiento de quimioterapia, colocaron juntas a las hermanitas quienes se reconocieron mutuamente con mucha felicidad. Tiempo después las niñas regresaron a casa para terminar su tratamiento al lado de sus padres 2 semanas antes de Navidad y al realizar una resonancia magnética se determinó que ambas criaturas estaban sanas.

Hoy en día el padre de las niñas, Michael, agradece a Dios por curarlas.

Si te ha gustado esta noticia hermosa, conmovedora y esperanzadora, no olvides compartir.