Descubre la historia de estos bebés y la mujer que los dio a luz, realmente es una historia un tanto conmovedora o por lo menos la mayoría pensará así

El embarazo es una etapa, con las que muchas de las mujeres sueñan pasar alguna vez en su vida.

Esta etapa que dura aproximadamente de 39 a 40 semanas, a veces viene acompañada con diferentes síntomas como nauseas o mareos que hacen pasar un mal rato a las mujeres.

Pero ninguno de estos síntomas, pueden llegar a compararse cuando llega el maravilloso e increíble momento en el que ves como ocurre el milagro de la vida al ver nacer a ese pequeño bebé que estuvo durante todo ese tiempo dentro de tu barriga y ahora puedes tenerlo contigo.

Este es el caso de Becky-Jo, una chica de 23 años que con su pareja Liam Tierney después de tener a su primera hija, estaban intentando buscar otro bebé, por lo que poco tiempo después quedo embarazada y no fue un proceso nada normal. Aquí te contaremos esta inusual y rara historia.

La historia de esta mujer en su segundo embarazo dejo a todos completamente asombrados.

Podría decirse que esta pareja que vive en junto con su pequeña hija llamada Indiana, eran una familia bastante feliz, sin embargo, decidieron y llegaron al acuerdo que querían tener más hijos. Pero esto ocurrido de manera muy rápida y Becky-Jo estaba embarazada nuevamente.

Esta madre, empezó a notar que su embarazo estaba siendo algo complicado, por sus diferentes síntomas como náuseas y fuertes dolores de cabeza, por lo que tanto ella y como su pareja se preocuparon y decidieron asistir a un médico para que les dijera si todo iba bien o no.

Becky-Jo al someterse a una revisión de su embarazo en una etapa considerada temprana y bastante fundamental para el bebé, esperaba junto a Liam, con gran cantidad de nervios y ansias los resultados del ultrasonido que le realizaron a Becky.

Now would you have thought I was carrying 3 😂😂😂😂 what the hell #tripletbump #triplets

Una publicación compartida de Becki-jo allen (@beckijo92) el

Esta pareja estaba preparada para recibir una noticia mala, pero sin duda alguna fue todo lo contrario. Becky estaba embarazada nada más y nada menos que de trillizos. La pareja no podía creerlo ya que nadie en sus familias, había tenido trillizos antes.

En la semana 31 del embarazo, Becky-Jo empezó a sufrir contracciones y estaba preparada para dar a luz. Aunque los niños estaban completamente sanos, todavía eran muy pequeños para nacer. Al practicarle una cesárea de emergencia, los 3 niños resultaron nacer bien.

Roman, Rocco y Roha, fue el nombre que le dieron los padres a estos hermosos trillizos, pudieron volver a su hogar después de 6 semanas. Las personas al ver a estos 3 bellos y saludables niños pudieron notar que se parecían bastante y muchas veces no podían distinguirse.

Aunque esto es normal, los médicos ya le habían dicho en una ocasión a la pareja, que sus pequeños eran gemelos que provenían de óvulos diferente, haciendo que no se parecieran, sin embargo, se parecían muchísimo.

Por esto, decidieron hacerle un test porque no concordaba lo que las personas veían con lo que le habían dicho los médicos. Los resultados fueron sorprendentes, el test reveló que los trillizos habían sido el resultado del mismo óvulo dividido en tres. Algo que muy raramente suele pasar.

Por esto los 3 pequeños son casi idénticos. Sin duda alguna una historia bastante sorprendente donde el embarazo de esta joven mujer paso por muchos estados, donde pensó que algo no iba bien y fue todo lo contrario al tener 3 hermosos bebés sanos y hermosos.