Murió en la guerra en Afganistán, cuando su mujer reviso su laptop encontró el archivo oculto de ella

La vida militar no es nada sencilla, ni para el soldado que la ejerce, ni para los familiares de este.

Ya que, esta labor implica estar separado de tus seres queridos por mucho tiempo, incluso se puede decir que por tiempo indefinido.

Hay muchos militares que pierden la vida en enfrentamientos de todo tipo, a veces pueden ser asuntos serios como las misiones estadounidenses a las tierras orientales, y otros pueden perder la vida en accidentes en trabajos que se pueden considerar más “sencillos”, como cuidar la frontera de un país.

En este caso tenemos una triste historia sobre un soldado que perdió la vida en una misión en Afganistán, este dejó a su esposa viuda y a una hija de 9 meses. Para la familia fue muy duro tener que darle sepultura a su cuerpo, pero tiempo después la mujer descubrió algo impresionante.

Su esposo murió en la guerra y tiempo después su mujer consiguió algo impresionante

Debe ser muy difícil experimentar una pérdida de esta magnitud sin siquiera haber tenido la oportunidad de dar un último adiós o unas palabras significativas, y es que las personas pueden irse de la noche a la mañana independientemente de la situación o labor que ejerzan.

En este caso, la mujer de este militar llamado Todd, era Emma y su pequeña bebé, Kylie. Ellas dos no pudieron tener un último encuentro con su amado Todd, pero tiempo después Emma consiguió en la laptop de su esposo dos cartas, una para ella y otra para su hija. Estas son las siguientes:

Querida Emma:

Si estás leyendo esto, de seguro fue porque no pude volver a casa. Esto me quitó la oportunidad de decirte nuevamente lo mucho que te quiero. Mujer mía, te quiero tanto y siempre te querré. Aunque no esté contigo en este momento, reconfórtate con saber que te estoy cuidado ahora mismo.

No me he ido, siempre estaré a tu lado en espíritu. Indudablemente estos tiempos deben resultarte duros. Sin embargo, sé que eres bastante fuerte y que lo resistirás. Ten presente que Dios siempre supo lo que era mejor para nosotros, incluso antes de nacer. Lo que ha sucedido, fue por alguna razón. Aunque no lo entiendas ahora, seguro que lo entenderás después.

Quiero que sepa que eres la mujer más importante para mí. No podría haber pedido una esposa más amorosa, hermosa y cariñosa. Los recuerdos que hemos formado en estos últimos años han sido los mejores. Puede que parezca que mi vida ha sido demasiado corta, pero he tenido la vida que siempre soñé y la hija que siempre quise.

Te pido que seas una mujer fuerte y que le hables sobre su padre. Dile que la quise como a nadie más en el mundo. Aquel momento en el que por fin nació, fue el mejor día de mi vida. Su sonrisa representa todo lo bueno y hermoso de mi mundo.

Cuéntale que su papá ahora está en el cielo, cuidándola y protegiéndola en cada instante de su vida. Te quiero mucho, mujer mía. Pero no tengas miedo de hacer lo que tengas que hacer para ser feliz. Es muy importante que encuentres la felicidad en tu vida. Aun si piensas que será imposible, ten fe y no te rindas jamás.

Te aseguro que vendrán momentos mucho mejores. Tú y nuestra hija tiene una vida maravillosa por delante. Estoy feliz de haber compartido parte de mi vida con ustedes.

Tu amado esposo Todd

Ahora esta es la carta que el le escribió a su hija:

Querida Kylie, mi pequeña:

Aunque no me recuerdes, quiero que sepas lo mucho que te quiere tu papá. Cuando tenías 9 meses me fui a Afganistán a servir en el ejército. Tu eres tan especial para mí, pequeña; eres un auténtico regalo de Dios. El mejor día de mi vida fue cuando por fin te vi nacer y te tuve en mis brazos. Cuando veía tu sonrisa, mi corazón se derretía.

Mi vida no estuvo completa, hasta que naciste. Lamento tanto no poder tener la oportunidad de verte crecer. Pero quiero que sepas que tu papá no se ha ido, te esto cuidando desde el cielo, sonriéndote a diario.

También quiero que sepas que tienes la mejor mamá del mundo para cuidarte. Asegúrate de ser una niña buena con ella y ayúdala siempre en todo lo que puedas. También, recuerda orar cada noche y agradecer por todas las bendiciones que recibes cada día.

No olvides lo importante y especial que eres para tanta gente. Nosotros te queremos mucho, especialmente la mujer que tienes a tu lado para cuidarte. Cuando crezcas y vayas a la escuela, trata de aprender lo más que puedas. Siempre se buena y cariñosa con los demás. Al hacerlo, descubrirás que el mundo lo será contigo también.

Cuando las cosas no sean como a ti te gusta, recuerda que Dios siempre sabe lo que es mejor para ti. Si tienes esto presente, verás que al final todo te saldrá mejor. Tienes un gran futuro por delante. Diviértete, disfruta y recuerda: tu papá siempre estará orgulloso de ti y siempre te querrá. Siempre serás mi pequeña.

Con mucho amor, Papá

Comparte esta historia y cuéntanos qué te ha parecido, sin duda, las palabras de Todd le servirán de mucho a su esposa y a su hija a pesar de que su presencia ya no esté en este plano terrenal.