Niña de 13 años arruinó su vida en 2 minutos. Por favor comparte para que nunca se repita

Hoy en día, por culpa de lo que hacen las grandes modelos y famosas es difícil medir el nivel

de influencia que tienen sobre los niños, por lo que hay que estar muy pendientes de lo que ellos publican en las redes sociales o hacen con sus amigos a escondidas cuando creen que no las vemos.

Es por eso que, como padres, no podemos estar muy felices por todo lo que las redes sociales y el internet han desatado, se supone que es algo muy delicado y los expone a grandes peligros que están dentro del mundo cibernético pero que termina causando daños dentro de la vida real de cada uno.

Para algunos las selfies son algo totalmente inofensivo, sin ningún tipo de problema, pero la verdad es que no ven el peligro al que se exponen los chicos cuando son manipulados por alguien del otro lado de la pantalla, que ni siquiera conocen o saben cuáles son sus verdaderas intenciones, como le paso a esta chica.

Esta chica no sabía lo que estaba haciendo y terminó destruyendo su vida para siempre todo por un selfie

chica niña

Todo comenzó un día que Todd, la protagonista de esta historia empezó a hablar con un chico que la llamaba y le decía que era muy hermosa, ella se emocionó demasiado y pensaba que tenían una relación verdadera y seria.

Pero todo cambió cuando él le pidió que subiera fotos sin sostén y mostrando los pechos, ella accedió porque pensaba que así se trataban las parejas mayores, pero después de un tiempo ella estaba muy preocupada porque él la amenazaba con publicarlas.

La extorción psicológica de este chico empezaron a hacerle daños a Todd, ella lo complacía pero no estaba segura si de verdad estaba cumpliendo con su palabra. Hasta que un día la policía los sorprendió en su casa y les informó que ella estaba por toda la internet con fotos desnudas y que demasiadas personas las habían visto.

Para este punto la chica ya había sufrido demasiado y ahora consumía alcohol y drogas, no les quedó otra alternativa que mudarse e ir a otro estado para empezar la vida desde cero.