Nunca pensé que esta bebida resultara tan perjudicial para las glándulas tiroides y más

Sabemos que hoy en día la “onda” fitness está muy de moda, por ello hay mucha gente que ha comenzado a

vivir una vida más saludable y quienes no están de lleno en este mundo, pues conocen ciertos detalles para conseguir un estilo de vida más saludable, es decir, casi nadie está deslindado a lo que se conoce dentro de lo que se considera fitness.

De este modo, de seguro que tú también sabes todo sobre los beneficios que puede traer al cuerpo el consumir diferentes tipos de leche, así como la leche de soja o la leche de almendras, ya que hay mucha información al respecto en internet.

El hecho es que está comprobado científicamente que al cuerpo humano le cuesta mucho procesar la leche de vaca, ya que no es un alimento que esté creado para nuestro organismo, sin embargo, aún lo consumimos. Pero, en los últimos años se ha intensificado la implementación de otros tipos de leche como métodos más saludables y también apropiados especialmente para quienes sufren de intolerancia a la lactosa.

Este tipo de leche puede causar mucho daño en tu cuerpo, es una bebida muy dañina

bebida

En este caso, nos enfocaremos en la leche de soja, aunque en este tipo de leche sí se puede conseguir ciertos beneficios, no todo es positivo cuando se habla de su consumo como si se tratara de una bebida milagrosa.

Muchos expertos se han centrado en estudiar las desventajas de esta leche y han conseguido que casi en la totalidad de la leche de soja hay OGM.

La única excepción sería conseguir leche completamente orgánica, lo cual es casi imposible, por ello la mayoría de las personas que consume esta leche está expuesta a estos daños en su cuerpo:

  • Alteraciones en el ADN: Este problema es evidente en las mujeres embarazadas, ya que la leche de soja y su contenido de OGM producen cambios en el ADN del feto.
  • Problemas del sistema inmune: Este daño se nota más en los hijos, por ello no se recomienda consumir este tipo de leche ni en el embarazo ni en la lactancia.
  • Produce piedras en los riñones.
  • Deja el cuerpo más propenso a padecer cáncer.
  • Produce la aparición de fibromas uterinos. Un estudio confirmó que las mujeres que consumen más este tipo de leche están un 25% más propensas a padecer este problema.
  • Infertilidad. Esta leche contiene fitoestrógenos que afectan el sistema endocrino masculino y por ende causa infertilidad.

Toma en cuenta esto y evita el consumo de este tipo de leche o en todo caso debes moderarlo. Comparte esto con tus amigos.