¿Padeces dolor en tu hombro? Se llama Tendinitis y te damos consejos para aliviarlo.

Los dolores musculares se pueden considerar comunes, sin embargo, estos dependen de varios factores y

aunque sintamos el dolor como cualquier otro, podría tratarse de diferentes zonas, bien sea el musculo, el tendón, lo ligamentos o hasta el hueso en sí.

Es por ello que es importante saber a partir de qué se ocasionó el dolor y acudir con un médico especializado para que determine mediante exámenes qué es lo que está sucediendo en la zona realmente, ya que una rotura no se trata ni alivia igual que una inflamación.

De igual forma, nosotros mismos también podemos inferir sobre qué ha ocasionado el dolor, ya que, por ejemplo, si estuvimos cargando peso excesivo y el dolor apareció al hacer un mal movimiento puede tratarse de una lesión, pero si por su parte el dolor apareció un día después de hacer ejercicio puede tratarse simplemente de un efecto de esto.

Aprende a aliviar la tendinitis del hombro de manera fácil y rápida

En este caso te enseñaremos un poco sobre un problema que se llama tendinitis y ocurre cuando un tendón se desgarra, esto puede ocurrir tanto en las extremidades superiores como en las inferiores, y aunque en estas últimas sea algo más recurrente debido a que son más comunes las lesiones en la zona debido al esfuerzo físico mientras corremos o caminamos, no es imposible sufrir también en la zona superior.

La tendinitis en los hombros puede ser ocasionada por diferentes factores, los más comunes son los siguientes:

  • Edad. Con la edad el cuerpo va perdiendo sus propiedades y en este caso, los tendones pierden su elasticidad, por lo que es más común que se desarrolle el problema ante cualquier movimiento.
  • Cuando hacemos movimientos constantes debido a una actividad diaria, deporte o ejercicio produce un desgaste y cuando no se contrarresta esto, se puede desarrollar una rotura del tendón.
  • Lesiones. Caídas, accidentes o estiramientos bruscos pueden ocasionar roturas en los tendones y en este caso podrían ser casos crónicos.

La manera de tratar con este problema de forma casera es la siguiente:

  • En lo primero que hay que enfocarse es en bajar la inflamación, puedes optar por inmovilizar la zona con un vendaje.
  • Aplica compresas intercalándolas entre frías y calientes por 20 minutos, esto alivia el dolor y mejora la circulación, por lo que disminuye la inflamación.
  • Aplica hielo envuelto en un paño, de esta manera no hará contacto directo con la piel.
  • Ve al médico, puede que te asignen un rehabilitamiento con un fisioterapeuta para poder recuperar la zona al 100%.

Toma en cuenta esta información, de seguro que te servirá a ti o para que la pongas en práctica con alguien más. Comparte esta información en tus redes sociales.