Pedía ayuda para encontrar a su perro. Pero cuando la gente vio si aspecto, se les encogió el corazón

Los perros son sin duda alguna la mejor compañía que puede existir, no por nada los llaman el mejor amigo

del hombre. Las mascotas pueden enseñar muchas cosas a los niños, desde la responsabilidad de cuidarlos y protegerlos hasta todo el amor o el cariño que se le puede entregar a otro ser vivo.

A esta pequeña niña se le perdió su perrito Morgan, cuando se dio cuenta y se dispuso a buscarlo se dio cuenta que no tenía ninguna foto de su mascota, pero esto no la detuvo para hacer todo lo posible y encontrar a su compañero fiel. La niña decidió colgar carteles muy especiales por toda la ciudad a ver si alguien lo habría visto.

A pesar de que la niña no poseía una foto y sería muy difícil que sus vecinos reconocieran el aspecto del perrito esto no la paró y ella igual colgó los carteles que con tanto cariño y dedicación había preparado para encontrar a su mascota Morgan. No hay nada que te detenga si te dispones a hacer algo con cariño. Así fueron los carteles que la niña colgó por la delegación de Cuauhtémoc en la Ciudad de México, sitio donde vive felizmente con su familia y por donde se extravió Morgan. Continúa leyendo y ve los divertidos carteles que la verdad fueron muy efectivos al final de esta linda historia.

La historia de Morgan y la búsqueda por su perro

En poco tiempo la delegación estaba forrada de carteles, ya todos los vecinos los conocían y estaban al tanto de la terrible situación. La niña al no tener ninguna imagen decidió hacer su propio dibujo de Morgan en cada uno de estos carteles para encontrarlo. Esto conmovió a todos los vecinos y se dispusieron a hacer lo que fuese posible para encontrarlo.

Y gracias al grandioso dibujo y a los bondadosos vecinos, Morgan regresó con familia en muy poco tiempo, la recompensa al que lo encontrara era un chocolate, nos imaginamos que toda la delegación disfrutó de muchos chocolates ya que todos aportaron para encontrarlo. Unas personas muy amables y de buen corazón sin duda.

Una historia perfecta para reflexionar sobre ayudar a otros y lo más importante para enseñarnos que hay que ponerle mucho cariño a lo que hacemos, si lo haces de esta manera todo será más fácil y cumplirás rápidamente todas tus metas y retos que te propongas para el futuro. Toma el ejemplo de esta linda niña y su mascota Morgan.