El perro ladro toda la noche a su amo en vano, al amanecer lo que vieron los dejo en shock a todos

Los perros, sin duda, son una de las mejores mascotas que hay, muchas familias cuentan con un perro

en su casa y es que además de que son animales fieles, leales, cariñosos y juguetones, son buenos vigilantes.

De este modo, hay casas donde el perro es adquirido indirectamente para cumplir esta función, es decir, para ser el guardián de la casa, y esto lo hacen sin ningún problema, aunque siempre terminan convirtiéndose en uno más de la familia.

En este caso tenemos una historia muy triste que ocurrió con el perro de un hombre en Indonesia, la historia nos da mucho material para analizar y también reflexionar con nuestras propias vidas. Si quieres saber los detalles, sigue leyendo.

El perro ladró toda la noche, no le prestó atención y a la mañana siguiente se arrepintió

Achy Wijaya, un hombre de Indonesia, se encontraba durmiendo en su casa como cualquier otra noche, pero esta vez el perro comienza a ladrar. Achy no le da importancia y sigue durmiendo, el perro ladra y hace ruidos toda la noche y aun así Achy no quiso prestarle atención porque no imaginó que fuese algo relevante.

Sin embargo, a la mañana siguiente su manera de pensar cambió drásticamente. El perro estuvo ladrando debido a que unos ladrones querían entrar a la casa y su plan fue frustrado por el ruido del perro, pero estos ladrones tomaron venganza sobre el animal volviendo y dándole veneno para que muriera.

Achy escribió lo siguiente en su página de Facebook:

“Tenemos que ser sumamente cuidadosos, porque los robos ocurren con mucha frecuencia. Hace unos días, a media noche, nuestra casa se convirtió en el objetivo de los ladrones. Sin embargo, su intento por penetrar a nuestra propiedad fue fallido, porque nuestro perro no dejó de ladrar”.

Cuando Achy despertó, vio a su perro tendido en el patio con mucha espuma en la boca, en ese momento supo que había sido envenenado y había resistido toda la noche. Achy añadió: “Tan pronto lo vimos, quisimos llevarlo al veterinario para que intentara salvarle la vida. Sin embargo, vivimos en Papua, y aquí la mayoría de los veterinarios solo saben trabajar con ganado. Por si fuera poco, era un domingo, cuando todas las clínicas veterinarias están cerradas. En ese caso, lo único que se nos ocurrió fue eliminar el veneno con métodos caseros. Le dimos leche, aceite y agua de coco, pero nada de esto funcionó. Lamentablemente, ya era demasiado tarde para hacer algo por él”

Achy registró todo el momento con varias fotografías y estuvo con su perro hasta que este no pudo vivir más.

Sin duda, lo que pasó en la noche es algo de lo que se arrepentirá toda su vida y nos da una lección a nosotros, nunca debemos subestimar la labor de un perro y debemos preocuparnos por lo que les está pasando, ya que si hay una señal de alerta es porque debe haber una razón.

Comparte esta historia en tus redes y comenta algo al respecto.