Si tu piel tiene cualquiera de estas señas activa puede que estés muriendo y no te has dando cuenta

La piel no es simplemente un accesorio para lucir hermosa y bella. De hecho se trata del órgano más

extenso del cuerpo humano. Y no es para menos, nos recubre el cuerpo de los pies a la cabeza.

Siendo el más grande, también requiere cuidado especial, porque su extensión a veces nos dificulta ese trabajo. Pero igual recurrimos a especialistas, a cremas corporales especiales para atacar los principales problemas como la resequedad y las erupciones.

Pero seguramente no sabías que el estado de nuestra piel es de hecho un reflejo de nuestra salud. Así el órgano más extenso del cuerpo humano se altera en atención a la salud de nuestros órganos internos.

A continuación te contamos de cinco señales de alerta que nos da la piel ante problemas muy serios de nuestros órganos internos que nos pueden causar la muerte.

5 señales de alerta de la piel

1.- Erupciones y manchas. Rara vez aparecen solas, de hecho suelen estar acompañadas de síntomas como la fiebre, los dolores articulares o musculares. Dependiendo del tipo de erupción o mancha y de los síntomas que la acompañen pueden ser señal de un padecimiento distinto.

Es así que erupciones rosáceas acompañadas de dolores articulares o musculares, fiebre y malestar general, suelen ser indicadores de enfermedades como la chikungunya o el zika. O bien una señal de que nuestro cuerpo está pasando por un proceso infeccioso o la reacción alérgica a un medicamento o comida.

Sin embargo, una erupción aterciopelada de color más oscuro que la ocasionada en los cuellos o el brazo, indican que la persona es propensa a sufrir de diabetes tipo II. Incluso pueden ser el resultado de cáncer de estomago o de hígado.

2.- Piel amarillenta. Los cambios anormales en la pigmentación de la piel indica la posibilidad de distintas enfermedades internas. Por ejemplo, la de tono amarilla o ictericia es señal de insuficiencia hepática, el bronceado de la piel en personas diabéticas indica problemas metabólicos.

3.- Protuberancias. Crecimientos anormales en la piel, en especial amarillos en brazos, piernas  o trasero son productos de altos niveles de triglicéridos. Puede tratarse también de reacciones al control de la diabetes, enfermedades internas, síndromes genéticos o cáncer de piel.

4.- Cambios en las Uñas. Las modificaciones en el color o forma de las uñas son también reflejo de enfermedades internas. Es especial problemas en el hígado o los riñones.

5.- Resequedad y dureza en la piel. Los problemas de presión alta y de los riñones suelen engrosar la piel, dando una sensación de dureza y ocasionando la resequedad de la misma. Sin embargo, si la piel esta muy suelta y sedosa puede ser señal de otros padecimientos como el cáncer de la sangre.

Es importante que ante la presencia de estas señales estemos alertas y consultemos a un especialista para determinar el origen de estos problemas.