Por años ocultó lo que hacía para que su hija fuera a la universidad ‘no quise que se avergonzara’

Para los padres, los hijos e hijas son lo mas importante del mundo y es que ellos representan al

fruto de sus semillas, es decir ellos son las personas encargadas de portar la herencia genética. Mas allá de solo la herencia, un padre y una madre crían a sus hijos desde bebes y pueden observar como se forman en grandes hombres y mujeres debido a sus consejos.

Un hijo lo es todo para sus padres es por eso que estos harán lo que sea para que sus pequeños tengan la oportunidad de crecer, ser buenas personas adultas y responsables. Para que un niño pueda tener oportunidad hoy en día tienen que tener una educación escolar y universitaria.

Aunque los padres solo están obligados legalmente a pagar el colegio de sus hijos, muchos ahorran y hacen lo que sea para poderles pagar la universidad, por mas cara que esta sea. Muchas personas no entienden el esfuerzo que hacen estos para conseguir la felicidad y estabilidad del futuro de sus hijas y hijos.

El oculto por años como pagaba la universidad de su hija

Una educación universitaria es importante debido a que prepara a la persona a desempeñarse en un empleo o carrera determinado sin correr el riesgo de fallar.

En general las universidades buscan que sus estudiantes logren la excelencia académica y laboral, lo que incita y conlleva a una vida de logros y felicidad.

Si bien es cierto que todo trabajo legal es honrado, hay unos que se sienten mas denigrantes que otros y hay unos que la misma sociedad los ha discriminado. Este pobre hombre no tenia recursos y tenia tres a las cuales les había dado casa, comida y educación.

Lo único que este hombre quería es que sus hijas estudiaran en la universidad y tuvieran el futuro que el nunca tuvo. Sin embargo el nunca les dijo de que trabajaba porque el no quería que ellas se avergonzaran de el.

Resulta que este hombre trabajaba de limpiador y hubo un día e el que no pudo ir a trabajar y tenia que pagar la matricula de sus hijas, por lo que no tuvo como hacerlo y decidió sentarse en un rincón a llorar, pero por suerte sus amigos del trabajo lo vieron y se le acercaron a ofrecerles el dinero de todos de la paga de ese día.

Cuando este hombre fue a su casa corriendo no se había podido bañar y llego oliendo horrible por el trabajo.
Las hijas se enteraron de lo que trabajaba el padre y le ordenaron que dejase de trabajar y así cada una consiguió un trabajo y mantuvo a su padre.

Por años ocultó lo que hacía para que su hija fuera a la universidad ‘no quise que se avergonzara’