¡Se descontroló la Dra. Polo! El polémico episodio de ‘Caso Cerrado’ que le está dando la vuelta al mundo

Los programas de televisión suponen una producción larga y tediosa según sea el tipo de programación que se

quiera mostrar al televidente. En los últimos años se han destacado los show donde se presentan problemas familiares.

Este tipo de programas han ganado gran popularidad y se ha llegado a pensar que algunas veces los asistentes van porque han tenido algún tipo de recompensa económica. Pero eso es solo una suposición realmente no se ha logrado comprobar esa teoría.

Uno de esos show de televisión popular es el de “Caso Cerrado”, este es conducido por una juez capacitada en casos legales y la temática se basa en demandas que ella resuelve en el transcurso del programa. Te mostraremos un caso en particular que hizo descontrolar a la Dra. Polo.

El polémico caso que descontroló a la Dra. Polo.

La Dra. Polo es la encargada de darle vida a este programa, muchas veces se han presentado casos polémicos y ella siempre trata en la medida de lo posible de mantener su posición profesional para ser la mediadora perfecta. Sin embargo cuando algo va mal o le molesta también lo expresa libremente.

En este episodio perdió un poco el control por la situación. El caso trataba de un hombre que demandaba a su ex pareja y le pedía la custodia de sus gemelas y el desalojo de la casa donde habitaba.

El caso era un poco complicado debido a que el hombre en cuestión había estado preso durante 5 años y pedía ver a sus hijas, la ex pareja le negaba ese derecho y confesó haber enviado a sus hijas a Rio de Janeiro en Brasil.

Luego entran a la escena unos testigos, uno a favor de la mujer y otro en contra. La situación se sale de control cuando el hombre presenta u video evidencia en contra de la mujer y esta lo golpea, es allí donde la Dra. Polo se levanta de su puesto y se dirige hasta donde está la mujer y la grita en la cara preguntándole por las niñas.

La mujer llorando confiesa que le pagaron 500 dólares por tenerlas dos semanas en Brasil y la Dra. Polo no puede creer lo que sucede, entonces siguió con algunos gritos de ira y diciéndole palabras un poco ofensivas.

Luego este gesto le valió unas disculpas en público.