Su esposo le fue infiel, pero ella se vengó de una forma que lo hizo arrepentirse de todo

Tener una pareja estable es algo para lo que debemos estar preparados, ya que de alguna forma la otra

persona con la que vamos a compartir depositará su confianza y sus sentimientos en nosotros, y debemos respetar eso.

Las personas, sin embargo, no están todas preparadas para asumir este tipo de responsabilidad, muchas veces no le dan la importancia que la relación merece, y realizan acciones que pueden lastimar a la otra persona en la relación.

Es por eso que debemos estar preparados y tener el conocimiento de en qué situación nos estamos involucrando y así evitar momentos como los de la historia que te vamos a contar en este artículo.

Una venganza agridulce para este infiel

Tomarse a la ligera una relación no siempre es la mejor opción, hay que tomar en cuenta los sentimientos que la otra persona está depositando en nosotros, y que de alguna forma somos responsables de ellos.

Es mejor saber qué es lo que queremos en nuestra vida, y así no arrastraremos a otra persona a nuestra indecisión, ya que esto provocaría que los lastimemos y de alguna forma juguemos con sus sentimientos.

Si eres de ese grupo que se ha sentido tentado a engañar a su pareja, te recomendamos que evalúes mejor la situación, ya que nunca sabremos, por más que conozcamos a nuestra pareja, cuál va a ser su reacción.

Para darte un ejemplo más gráfico y real te vamos a presentar la carta que le mandó una mujer a su pareja después de enterarse que este la estaba engañando. Esperemos esta experiencia te motive a pensar mejor las cosas:

“Querido esposo

Antes de que llegues a casa luego de tu viaje de trabajo, quiero informarte que he tenido un pequeño accidente. Esto sucedió cuando intentaba entrar al garaje con tu camioneta Pickup. Es un alivio para mí ver que no provoqué muchos daños y que me encuentro muy bien. De modo que no tienes que preocuparte por mi estado de salud.

Yo estaba en la tienda y regresaba a casa en tu camioneta. Entonces, cuando entré al garaje, me confundí, por lo que pisé el acelerador en lugar del freno. La puerta del garaje se dobló un poco, pero estoy agradecida que tu pickup se detuviera al impactar tu nuevo automóvil.

Realmente lo siento mucho, pero sé que tienes un gran corazón, así que sé que me perdonarás. Ya sabes lo mucho que te amo y te aprecio. Adjunto a esta carta te envío una fotografía del accidente. Añoro que me tengas en tus brazos otra vez.

Tu amada esposa.

P.S. Tu novia llamó mientras no estabas”.

Está historia servirá de enseñanza para que pienses más de dos veces el engañar a tu pareja. Recuerda que no solo terminas con una relación, también lastimas sus sentimientos. Así que toma todos estos factores en cuenta y medita terminar la relación de una mejor forma. Esperamos haberte enseñado. ¡No te olvides de compartir!