Tenemos la fórmula perfecta para regresarles el color blanco a las almohadas amarillas

Algo que resulta ideal para nuestro descanso, es tener una almohada perfecta en la que podamos descansar

nuestra cabeza a la hora de acostarnos. Sin ellas, resulta de lo más incómodo dormir.

Cuando compramos alguna almohada, podemos notar que el color de esta es blanco, apenas la sacamos de su envoltura. Sin duda ese color es un símbolo de higiene y de limpieza.

El problema está en que estas no suelen mantenerse de ese mismo color por mucho tiempo. Esto sucede porque las personas no la lavan tanto como deberían y, hay incluso, quienes no las lavan en absoluto.

CNN ha realizado un reporte en el que ha explicado el período el que se deben lavar las almohadas para que estén libres de cualquier germen o bacteria y mantengan esa blancura en sus telas.

Cómo tener unas almohadas limpias

La frecuencia con la que deben las almohadas va de unos 3 a 6 meses, debido a que al menos unas 16 especies de hongos habitan en los tejidos de las almohadas, por lo que deben ser lavadas con esta frecuencia.

Si lo que deseas es el método para lavarlas y eliminar cualquier hongo de manera efectiva, aquí te diremos qué puedes hacer para blanquearlas.

Necesitarás:

  • 1 taza de detergente para ropa
  • 1 taza de detergente en polvo para lavavajillas
  • 1 taza de cloro
  • 1/2 taza de bórax

Al momento de lavar:

  1. Lo primero que debe hacerse es comprobar que las almohadas puedan ser lavadas en la lavadora, cosa que descubrirás al leer la etiqueta de estas.
  2. Llena con un tercio de agua caliente tu lavadora.
  3. Agrégale todos los implementos que te enumeramos arriba.
  4. Prende la lavadora.
  5. Una vez que todos los detergentes hayan sido disueltos en el agua, se procede a añadir las almohadas en la lavadora.
  6. Ahora deja que la lavadora se llene completamente.
  7. Procura que las almohadas se laven bien por ambos lados.
  8. Deja que se enjuaguen por un segundo.

Al momento de secar:

Si por el contrario son de plumas, requieren un ciclo de aire para secarse y sin son de material sintético, utiliza un ciclo de baja temperatura.

Consejos extras:

  1. Trata de usar un detergente sin mucho olor, para que evites algún tipo de alergia.
  2. Agrega bicarbonato y vinagre a la fórmula para lavar tus almohadas.
  3. Lávalas de dos en dos y solo mete almohadas cuando las laves, evita añadir otra prenda.
  4. Que la lavadora se encargue de exprimir dos veces las almohadas. La idea es que estén lo menos mojadas posibles al momento de sacarlas de la lavadora.

Esperamos que de esta forma puedas tener unas almohadas limpias, blancas y libres de hongos.