Tenía solo 24 años y su Smartphone lo hizo perder la vida

En esta era digital el teléfono móvil o Smartphone es parte de nuestra vida cotidiana desde que nos levantamos

hasta que nos acostamos. Todo esto gracias a los beneficios y diferentes desempeños multifuncionales significantes que este aparato nos ofrece para mantenernos constantemente comunicados, en interacción con otras personas que no tenemos cerca, informados sobre noticias a nivel mundial, tomar fotos, escuchar música, conectarse a internet y en redes sociales, entre otras muchas cosas que hacen que nuestra vida sea un poco más fácil, productiva y feliz.

Pero todo esto en cierto punto no es verdadero. Sí, es cierto todo el beneficio de las tareas multifuncionales que nos ayuda al tener un Smartphone en nuestro día a día, pero el real problema es que ha llegado a ser tanto su uso que se convirtió en una parte fundamental de nuestro cuerpo y nuestra identidad trayendo como resultado que ambas cosas se estén modificando a tal manera que ya no somos los mismos que éramos antes.

Desde la llegada del smartphone a nuestras vidas se han determinado distintos comportamientos o situaciones que han sido poco beneficiosas para las personas. Ha aumentado el riesgo de accidentes por personas mirando a la pantalla mientras manejan o caminan, ha causado impacto en las relaciones personales con familia, parejas y amigos por estar pendiente únicamente del uso del teléfono, las personas han perdido espontaneidad y autenticidad cuando se encuentran cara a cara, ya que prefieren muchas veces la comunicación on-line y se ha creado gran adicción y dependencia ya que la mayoría de las personas no pueden estar ni un segundo sin su dispositivo móvil.

Smartphone: Adicción y dependencia en la era digital.

En el siguiente video se puede observar el ejemplo de lo anteriormente dicho ya que se puede ver a una persona hablando sobre un joven de 24 años llamado Jonas que va por la calle caminando escuchando música y concentrado en la pantalla de su celular y al cruzar la calle le ocurre un accidente.

Hay que aprender la lección ya que muchas personas pasan por alto cosas más importantes por estar metido en el mundo de la tecnología. Compártelo con tus amigos y con todas las personas que conozcas que poseen un Smartphone y ayuda a concientizar sobre el uso del teléfono móvil en el día a día.