Si tienes más de 35 años no se te ocurra tomas de estas pastillas; puedes provocarte un derrame cerebral o un ataque al corazón en segundos.

La cúrcuma es muy eficaz en la cocina y

un poderoso luchador natural contra el dolor. Según un estudio medico, la cúrcuma funciona como el ibuprofeno para la artritis!

El estudio fue publicado en la revista de Medicina Alternativa y Complementaria y confirmó que la cúrcuma es mucho mejor en la lucha contra la osteoartritis que el ibuprofeno.

Esta maravillosa especia es superior en comparación con cualquier medicamento, y no hay efectos secundarios del uso de la misma. La cúrcuma tiene propiedades anti-inflamatorias y su principal ingrediente llamado curcumina tiene más de 600 beneficios para la salud.

Un estudio confirmó que el ibuprofeno es tóxico para el corazón como el anti-inflamatorio Vioxx ya prohibido y el cual probablemente ha contribuido a decenas de miles de muertes por enfermedades cardiovascular cada año.

Este es un factor muy importante por la que debemos utilizar alternativas naturales en lugar de medicamentos. Especias culinarias son asequibles, seguras y a prueba del tiempo.

Un estudio con mas de 109 pacientes con diagnóstico de artrosis de rodilla se llevo acabo asignandole a 50% de los paciente 800 mg al día de ibuprofeno y para el resto del grupo 2000 mg de cúrcuma cada día. Después de 6 semanas, se observaron mejoras significativas en el grupo que consumió la cúrcuma.

En ambos grupos se observaron mejoras, pero el grupo que consumio cúrcuma mostró un rendimiento mejor en los 100 metros a pie y menos dolor subiendo las escaleras, también este grupo tuvo menos efectos adversos, la satisfacción con los resultados del tratamiento del grupo de cúrcuma fue grande.

La curcumina aumenta la capacidad antioxidante del cuerpo impidiendo el desarrollo de cáncer. La razón principal por la que los antioxidantes son tan importantes es porque están luchando contra los radicales libres en nuestro cuerpo.

El ingrediente mágico de la cúrcuma aumenta el factor neurotrófico derivado del cerebro, lo que se traduce en un menor riesgo de enfermedades del cerebro. La curcumina puede ser muy útil en el tratamiento y la prevención de la enfermedad de Alzheimer, que es el más común.